print
 
LA HOYA

Tramaced denuncia el "abandono" de su iglesia por parte del Obispado


El Ayuntamiento, que ha habilitado el salón de baile para entierros, reclama el vallado del templo ante su estado



D. A.
21/09/2018

HUESCA.- El Ayuntamiento de Tramaced ha denunciado públicamente el "abandono y total despreocupación" que muestra el Obispado de Huesca con el estado de la iglesia de la localidad, que "conlleva desde hace muchos años atrás un riesgo real y cierto para las personas y vehículos que circulan por sus alrededores, así como para los inmuebles colindantes", apuntan desde el Consistorio en un comunicado.

Aunque -aseguran las mismas fuentes- se han celebrado reuniones con representantes de la Diócesis oscense, sin haber obtenido ninguna respuesta satisfactoria, la gota que ha colmado el vaso ha sido la falta de contestación al último requerimiento cursado por el Ayuntamiento para que el Obispado valle la iglesia "con el fin de evitar daños".

Por ello, ha decidido informar de "este grave y delicado asunto", al tiempo que asegura que valora emprender otras acciones para garantizar la seguridad de los vecinos y demás propiedades del municipio. Explican desde el Ayuntamiento que la corporación municipal ha habilitado un edificio para que puedan oficiarse actos religiosos, y el salón de baile para que acoja los entierros, sufragando todos los costes económicos que la prestación de estos servicios conllevan.

Asimismo, apuntan que el Ayuntamiento, y los vecinos a través de sus donativos, hizo un "importante desembolso económico" para colaborar en la rehabilitación de la torre de la iglesia. Sin embargo - lamentan- en estos momentos, la torre está "totalmente ocupada por las cigüeñas" y auguran que en los próximos años "se podrá comprobar otra vez su deterioro".

En la nota, el Ayuntamiento asegura que hace unos años celebraron varias reuniones con el Obispado "sin que hayamos obtenido ninguna respuesta satisfactoria a nuestras demandas de rehabilitación o, por lo menos, de mejoras en este edificio para evitar los peligros que su actual estado de conservación y mantenimiento conllevan".

Ante la "grave situación" creada en las inmediaciones de la iglesia, el Consistorio de Tramaced solicitó a la diócesis el vallado del templo. Sin embargo, este requerimiento "ni siquiera ha sido contestado desde el obispado", aseguran desde el ayuntamiento.