print
 
ALTO ARAGÓN - INFRAESTRUCTURAS HIDRÁULICAS

La CHE explotará de forma temporal el salto de Barrosa, parado hace meses

E.P.
Confederación termina el pliego e inicia el trámite para contratar el mantenimiento de la instalación



ELENA PUÉRTOLAS
01/10/2018

HUESCA.- La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) explotará de forma temporal la central hidroeléctrica de Barrosa, en el municipio de Bielsa, mientras se redactan las condiciones para una nueva concesión a largo plazo. De este modo, se va a poner de nuevo en marcha la infraestructura, paralizada desde marzo de este año. Fue entonces cuando la empresa Acciona, antigua concesionaria, la entregó tras la resolución del Ministerio de Medio Ambiente por la que las instalaciones revierten al Estado tras caducar la concesión de 75 años, que había expirado ya el 14 de mayo de 2016. Al mismo tiempo, se entregó la de Urdiceto, también en Bielsa, que seguirá parada.

La CHE ya tiene los pliegos redactados para reactivar la central de Barrosa y va a iniciar "en breve" los trámites para contratar el mantenimiento de la infraestructura, según informa el Organismo de cuenca. Sin embargo, nada se sabe de las condiciones ni de las compensaciones que ha solicitado el territorio como productor de energía.

Barrosa, ubicada junto a la A-138 Barbastro-Francia, fue la segunda central recuperada por el Gobierno Central, según una resolución del Ministerio de Medio Ambiente (ahora Transición Ecológica) de 29 de diciembre de 2016, después de la de El Pueyo de Jaca, que gestiona la Confederación Hidrográfica del Ebro. En este tiempo, también se decidió la reversión de Urdiceto (21 de marzo de 2017) y el Ayuntamiento de Bielsa recurrió ambas resoluciones en la Audiencia Nacional. También han acudido a los tribunales y exigen compensaciones para el territorio la Diputación Provincial y Adelpa (Asociación de Entidades Locales del Pirineo).

Ahora, el alcalde de Bielsa, Miguel Noguero, asegura que "en este arranque hay que presionar" y "preguntar qué hay de lo nuestro" para conseguir las compensaciones y el reparto de beneficios que reclaman los municipios donde se encuentran las instalaciones, en muchos casos ocupando monte público sin pago alguno. Con todo, "este contrato es como quien le encarga a un fontanero que le arregle las tuberías de casa. No tiene nada que ver con las necesidades de los municipios", indica Noguero. De todos modos, revisarán cómo queda el cobro de los impuestos como el IAE que recibían de la concesionaria, entre otros aspectos.

La CHE también ha recuperado la central Auxiliar de Campo, cuya resolución de reversión data de 23 de mayo de 2016. Tanto en este último caso, como en El Pueyo de Jaca, ha adjudicado contratos de servicios de mantenimiento. Por lo tanto, Barrosa será la tercera central de la que asuma la gestión.

No obstante, las condiciones de reversión con respecto a la de El Pueyo de Jaca son diferentes, ya que en el caso de Barrosa será provisional. En concreto, el Ministerio insta a la CHE, entidad a que el Estado adscribe todas las infraestructuras, a que en un plazo máximo de 12 meses promueva el correspondiente concurso público para la explotación de la central de Barrosa. Mientras se resuelve, "la Confederación Hidrográfica del Ebro quedará autorizada para gestionar temporalmente la misma hasta la resolución de la concesión derivada de la licitación", dice la resolución.

Los plazos se han dilatado, pero ahora la Confederación Hidrográfica del Ebro ha confirmado que "en breve" iniciará el procedimiento para adjudicar por concurso público un contrato de mantenimiento para su gestión provisional. De hecho, ha detallado que los pliegos ya están redactados.

Aunque la resolución ministerial data de diciembre de 2016, no fue hasta el 2 de marzo de este año cuando la Confederación Hidrográfica del Ebro informó de que se había firmado el acta de entrega de las centrales hidroeléctricas de Barrosa y Urdiceto, que hasta ese momento tenían como titular a la Corporación Acciona Hidráulica S. L. U. Entonces, ya explicó que "la CHE gestionará de manera temporal estos aprovechamientos hasta que se promueva el concurso público para su adjudicación, algo que viene expresamente recogido en la resolución del Mapama".

 

URDICETO SEGUIRÁ PARADA

 

Las centrales fueron entregadas en lo que se denomina "parada segura", con las compuertas cerradas y sin turbinación. Según la CHE, esto suponía que "no se ponen inmediatamente en explotación hasta que no se cumplan las condiciones para ello". Por esa razón, desde marzo la central de Barrosa, con una potencia de 3,6 MW, está paralizada; y Urdiceto, de 7,2 MW, también, según justifican.

En el caso del salto de Urdiceto continuará parado porque la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) valorará la necesidad de realizar obras, que le exigiría a la empresa concesionaria: Acciona. Son instalaciones independientes pero al mismo tiempo relacionadas, ya que parte del agua que se turbina en Barrosa baja de Urdiceto. Con todo, este última siempre estaba cerrada en invierno por las dificultades de acceso y no se explotaba hasta primavera. No obstante, el agua de estas dos centrales al final se turbina en Lafortunada tras derivarse por el salto de Pineta.

 

LAFORTUNADA SIGUE EN MANOS PRIVADAS A PESAR DE LA RESOLUCIÓN DE REVERSIÓN

 

La central de Lafortunada-Cinqueta sigue en manos privadas, a pesar de la resolución de reversión que data de 18 de diciembre de 2017. Con todo, la concesión a 75 años otorgada en 1932 ya había expirado en 2007. La resolución fue además en un segundo intento, ya que dejaron caducar el anterior expediente y fue necesario reiniciar el proceso. No obstante, Endesa, que sigue explotando la infraestructura, ha acudido a los tribunales. Por otro lado, se tiene que tramitar en el Gobierno de Aragón el cambio de titularidad preceptivo.

La firma de la entrega de Barrosa y Urdiceto se realizó una vez resuelto el cambio de titularidad preceptivo por parte de la Dirección General de Energía y Minas, y el Gobierno de Aragón justificó que no se podía negar. En este caso, se desconoce si ya ha resuelto.