print
 
CIVISMO

El alcalde de Huesca apoya la defensa del patrimonio lingüístico de la ciudad


12
Luis Felipe ha condenado los destrozos realizados sobre uno de los carteles en aragonés



JARA ARNAL
17/10/2018

HUESCA.- A raíz de los destrozos sufridos en uno de los tres carteles en aragonés colocados en las entradas de Huesca, el alcalde Luis Felipe ha hecho un llamamiento al civismo, ha pedido respeto a las propuestas políticas y ha apoyado la defensa del patrimonio lingüístico de la ciudad, como se hace con el arquitectónico.

Se da la circunstancia de que horas después de estas acciones sobre el manchón se han colocado varias pegatinas con la bandera de Aragón.

"Se podrá estar de acuerdo en ese cartel y en el contenido pero hay que tener respeto por las propuestas, por las ideas y las políticas", ha destacado, a la vez que ha recordado que esta iniciativa vino acordada y cofinanciada tanto por el Ayuntamiento como por parte de la Comarca de La Hoya de Huesca", que se desarrolla en otros municipios del entorno y, por tanto, ha recalcado, "no es una ocurrencia del alcalde". 

Ha aprovechado para recordar el trabajo que está realizando este mandato el equipo de Gobierno para "potenciar y difundir el aragonés", como está haciendo el Gobierno de Aragón. "No habló aragonés, hablo castellano -ha dicho Felipe- pero en Huesca hay personas mayores que sí que charran aragonés". El hecho de intentar "potenciar o proteger la lengua aragonesa no me parece malo. Si estamos frecuentemente incitanto a potenciar el patrimonio de la ciudad, porque no el patrimonio cultural y lingüistico que tiene Huesca". Por ello no lo considera una "mala política".