print
 
LITERATURA

Miguel Mostolac recrea en su novela "Inter nos" la atmósfra asfixiante de un internado


El estilo naturalista del autor de Adahuesca ha sido definido como "puro Zola"



ÁNGEL HUGUET
24/10/2018

BARBASTRO.- La novela "Inter nos" de Jesús Miguel Mostolac (Adahuesca, 1957) publicada por Joaquín Casanova (Mira Editores) traslada a los lectores el ambiente propio de un internado religioso donde los malos tratos, la pederastia, los acosos, las vejaciones y las luchas intestinas entre pandillas rivales convertirán a Bienvenido Padilla Chacón, "hijo de un malcarado sargento chusquero", en temible líder de bandería.

A partir de esta sinopsis, el lector tiene 555 páginas de "un libro maravilloso" escrito por este altoaragonés, filólogo, etnógrafo, autor de novelas, publicaciones y artículos escritos en lengua aragonesa con su seudónimo Chesús de Mostolac. La novela "Inter Nos" es la primera escrita en castellano y se presentó en Librería Valentina Cancer (Centro de la UNED) en mesa compartida con el editor Joaquín Casanova y el profesor y escritor Agustín Faro.

"Jesús ha escrito una novela con muchas situaciones de interés y momentos de bajar a los infiernos, sin ser policíaca hay un crimen y sería tema de una gran película personal para llevar al cine" según ha explicado Casanova quien la ha definido como "novela de impacto, trepidante y amena a la vez donde refleja lo más cercano a la realidad en el entroncamiento de la sociedad de entonces".

Agustín Faro ha valorado "la esencia propia de la novela que se sitúa entre dos internados diferentes y si jugáramos con el nombre de Inter nos e internos tampoco sería descabellado porque está llena de antagonismos. En sí misma, la portada ya dice mucho del protagonista de una novela con varias novelas a la vez y que, en conjunto, deja poso". En este sentido la ha calificado "naturalista de reflexión ideológica, ética, moral, filosófica, confesional porque parte de la vivencia, también histórica por la recreación entre los años 1960-1970".

Al mismo tiempo, "de amor e iniciación al sexo, de sexualidad reprimida. Es una historia impensable en colegios del año 2015 con buen juego de narradores y uso correcto del diálogo", en opinión del profesor Faro que la ha definido "de puro estilo Zola".

La presentación en Barbastro ha sido para el autor "un momento entrañable porque estamos cerca de casa (Adahuesca) y situó la trama de alumnos en internado "entre finales de los 60 y comienzos de los70 en momentos de cambio. Es una novela de aprendizaje de tesis y sobre todo, denuncia dura".Mostolac habló en términos de "atrocidades, depresiones y otras, obra biográfica a partir de hechos reales y de personajes forzados a fingir".