print
 
ALTO ARAGÓN - COLABORAN: BANTIERRA Y DIPUTACIÓN DE HUESCA
El Ayuntamiento ofrece una vivienda y una subvención a la empresa que brinde trabajo

Se busca familia con tres niños para evitar el cierre de la escuela infantil de Vencillón


#CONTRALADESPOBLACIÓN



ELENA PUÉRTOLAS
24/11/2018

HUESCA.- Solo ha habido dos nacimientos en Vencillón en los últimos cuatro años. Si no llega una familia con algún niño menor de tres, la escuela infantil de esta localidad de La Litera tendrá que cerrar el próximo curso porque no se puede mantener con dos inscritos. El Ayuntamiento ofrece vivienda, subvención a la empresa que proporcione trabajo y ayudas para la escolarización de los menores. Es una fórmula a la desesperada y la única que en este momento de urgencia se le ocurre al alcalde, Ramón Capel, para paliar la despoblación y mantener los servicios.

Y a esta situación, según indica el alcalde, se ha llegado en buena parte por la falta de vivienda, que obliga a muchos jóvenes a irse a vivira Lérida, Binéfar o Tamarite de Litera. Por ello, reclama políticas para impulsar la vivienda en el medio rural. Por su parte, lo ha intentado de muchas maneras y ahora el problema se ha trasladado a la escuela infantil.

Ante esta situación, van a poner a disposición de la nueva familia la antigua vivienda del médico, que tienen incluso amueblada y que hasta ahora pensaban en convertirla en un local de asociaciones. La familia debe tener tres hijos menores de 10 años y uno de ellos incluso menos de tres para que pueda ir a la Escuela Infantil.

Si se consigue salvar, el Ayuntamiento ya ha planificado que destinará 100 euros mensuales de ayuda a todos los alumnos. Este apoyo se extenderá a Primaria, nivel que se subvencionará con 50 euros mensuales. "Si el proceso es un éxito, beneficiará también a los vecinos que están aquí", indica Capel.

Consciente de que las familias solo llegarán si encuentran trabajo, también han pensado en dar subvenciones a las empresas que les hagan un contrato con una ayuda de 200 euros al mes. En la zona, los centros más grandes de trabajo son la residencia El Pilar o la granja San José, pero no necesariamente tienen que trabajar allí. En paralelo, ya se está modificando la ordenanza para contemplar estas ayudas.

Todo esto ya lo tienen contemplado en los presupuestos de 2019, en los que destinarán 2.400 euros para la empresa y 3.000 para la escuela infantil. En el caso de que sea necesario, se recurrirá a una modificación presupuestaria.

La escuela infantil de Vencillón abrió por necesidad a principios de siglo y ahora es posible que tenga que cerrar. Y este problema, apunta Capel, se trasladará después a la escuela donde, como indica la vecina Claudia Raluy, ya estuvieron a punto de perder una de las aulas y, por lo tanto, un docente. Se salvó gracias a la llegada de una familia con una niña. "Si perdemos la escuela infantil, no se volverá a abrir y, si perdemos un maestro, nos va a costar mucho recuperarlo", indica. Esta vecina, madre de dos de los 38 niños del colegio, apunta que tampoco se puede confiar en la llegada de inmigrantes porque a veces están de paso.

Si no llega una familia la escuela se cerrará, pero también la única tienda cuando en junio se jubile quien la regenta. Por el momento, no encuentran a nadie que quiera continuar y el Ayuntamiento ya se plantea ofrecer un multiservicios con un alquiler barato. "Aunque estemos cerca de Binéfar, no puede ser que nos quedemos hasta sin la tienda del olvido".