print
 
ALTO ARAGÓN - COLABORAN: BANTIERRA Y DIPUTACIÓN DE HUESCA

Diana Barbecho: "Si no hubieran hecho casas, igual estaríamos en Barcelona"


#CONTRALADESPOBLACIÓN

Vive en el pueblo gracias a la última promoción de viviendas. Ahora, es la única embarazada y teme por la escuela infantil



ELENA PUÉRTOLAS
01/12/2018

HUESCA.- El embarazo de Diana Barbecho ha sido una alegría para todo el pueblo de Vencillón. La razón es más triste: solo ella está embarazada en esta localidad de La Litera de 392 habitantes. Pero al mismo tiempo, "es una pena que mi hija sea la única de su edad", lamenta. Y parte del problema lo achaca a la falta de vivienda.

Su familia es una de las que reside en una promoción de nueve unifamiliares que impulsó el Ayuntamiento en 2003, con Suelo y Vivienda del Gobierno de Aragón, y donde residen el 40 % de los 38 alumnos de la escuela. "Si no las hubieran hecho, nos hubiéramos tenido que ir a otro sitio e igual José Manuel se hubiera venido para Barcelona", asegura. Ella iba de niña a casa de sus tíos y primas a Vencillón y así es como conoció a su pareja. Tras unos años de novios y viajes continuos, "cuando salió lo de las viviendas corrimos a apuntarnos. Para nosotros fue una oportunidad y además a un precio asequible", indica. Ahora, "no cambiaría esto por nada, porque en Vencillón, sin importar la edad, somos todos una piña", comenta.

"Si no hacen viviendas, la gente joven no se puede quedar. Cuando intentaron hacer más pero finalmente no se hicieron, toda esa gente se tuvo que buscar la vida en otro sitio. Es gente joven que ha tenido hijos, pero que ya no viven aquí ni van a este colegio", comenta. Se refiere a cuando en 2008 el Ayuntamiento intentó sacar adelante otra promoción.

Ahora, su preocupación es qué pasará con la escuela infantil y solo desea que llegue una familia con la oferta que ha lanzado el ayuntamiento. Busca una familia con tres hijos, uno de ellos menor de tres años, y ofrece una vivienda municipal, ayudas a las empresas que hagan un contrato laboral y ayudas para la escuela infantil y Primaria. "Mi idea es apuntar a mi hija (que nacerá en marzo) cuanto antes, porque además yo tengo que volver a trabajar", comenta Diana. Con su hija y otro niño menor de tres años, la escuela no se podrá mantener.