print
 
CRÍTICAS AL CONSITORIO

El Ayuntamiento de Huesca comprará los libros para las bibliotecas en Almería para enfado del sector


Los libreros argumentan que este tipo de servicios no requieren de contratación pública



J. ARNAL
04/12/2018

HUESCA.- Varios libreros de Huesca han mostrado este martes su malestar por el sistema seguido por el Ayuntamiento para la compra de libros para las bibliotecas municipales.

Además de que hacía diez meses que no se adquirían ejemplares para estos espacios, hasta ahora las adquisición se hacía a lo largo del año y no en un contrato público como se ha hecho en esta ocasión, y que ha sido adjudicado a una empresa de Almería.

Por un lado, los libreros Chema Aniés (Librería Anónima), Fernando Arguis (Santos Ochoa) y Jesús Buil (Másdelibros), han valorado que no era necesaria la publicación de un contrato para la compra de ese tipo de material, empezando por la cuantía económica, que no superaba los 15.000 euros (se licitaron dos lotes, uno de libros por 11.720 euros y otro de material audiovisual por 2.200 euros) y no es obligatoria su contratación.

Además, han recordado como la propia legislación excluye estos materiales de la obligatoriedad de su contratación, por considerarlos como "valores negociables y propiedades incorporales".

Asimismo han insistido los libreros en que en el mismo pliego de condiciones del contrato podrían haber incluido cláusulas con "criterios de proximidad" como ha ocurrido en otras localidades.

En el caso del contrato para el suministro de fondo documental de Huesca, se establecía como criterios de adjudicación la oferta económica, que además no podía superar el 15, 5 del precio fijo como marca la Ley de la Lectura y, en caso de empate, como ha ocurrido, han primado para la elección los criterios sociales, como el porcentaje de trabajadores con discapacidad o en situación de exclusión social en la plantilla de las empresas, mujeres empleadas o menor porcentaje de contratos temporales.

Desde el Consistorio, el concejal responsable de la Contratación, Fernando Gállego, ha remarcado que desde antes de la publicación de la Ley de Contratos ya existía un acuerdo plenario para la publicación de todos los contratos y que la actual legislación "obliga" a dar publicidad "a todos" los contratos, incluidos los menores.

El actual sistema, ha insistido, "abre las posibilidades a que cualquier empresa" puede presentar su oferta. En ningún caso, ha aclarado, podría "acotarse" la ley y dar prioridad a las empresas de la zona.