print
 
FERIA DEL LIBRO ARAGONÉS

Álvaro Burrell: "La Feria del Libro Aragonés tiene la solera de una tradición"


12
Los aspectos más destacados de la FLA, que arranca este jueves, en un suplemento especial en la edición impresa de DIARIO DEL ALTOARAGÓN



F. J. P.
06/12/2018

MONZÓN.- El alcalde de Monzón, Álvaro Burrell, se muestra satisfecho del calendario ferial (enriquecido en el actual mandato con la Feria de Formación y Tiempo Libre y el Salón del Deporte) y subraya el papel "estelar" de la FLA, apuntalado por su longevidad y excelente salud, el volumen de expositores y el arraigo en el sector bibliográfico de la Comunidad. Así mismo, valora el respaldo del Gobierno de Aragón, que se plasma en la presentación de los libros de los Premios Literarios.

"La Feria del Libro Aragonés tiene la solera de una tradición. En Monzón y su ámbito de influencia, incluso en las comarcas limítrofes y también para el público lector de larga distancia, el puente de la Constitución está asociado a la FLA. Son tres días intensos en los que cada cual, jugando con el periodo festivo, busca su jornada para acercarse a Monzón", ha apuntado.

Burrell hace hincapié en que su equipo de gobierno trabaja con ahínco en el ámbito industrial sin descuidar por ello el cultural ("muy diversificado") y las acciones de calado turístico, con el castillo como primera referencia de los potenciales visitantes.

"Con 17.000 habitantes, Monzón es una ciudad de peso cuya sociedad demanda numerosos servicios. Aunque el fuerte tejido industrial nos sigue caracterizando como primer rasgo, la actividad cultural es muy potente (Conservatorio de Música, escuelas de arte, cine, charlas, seminarios...) y la FLA sirve de ejemplo del flujo de inquietudes en los diversos campos".

En su opinión, el público "fiel" merece aplauso especial, sobre todo porque no rebló en los años duros de la crisis. "Tan cierto es que cada cual cuenta la feria según le va -ha añadido-, como que se ven muchas bolsas con cuatro o cinco libros en las manos de los visitantes que abandonan el recinto. Soy optimista. La literatura aragonesa emite buenas vibraciones".