print
 
ALTOARAGÓN - COLABORAN: BANTIERRA Y DIPUTACIÓN DE HUESCA

La DPH propone al Gobierno medidas en vivienda y empleo para el medio rural


#CONTRALADESPOBLACIÓN

El presidente de la Diputación, Miguel Gracia, entrega un estudio a la Comisionada del Reto Demográfico donde se recogen las necesidades de la provincia para que se incorpore a la Estrategia nacional, que se presentará a principios de año



ELENA PUÉRTOLAS
08/12/2018

HUESCA.- "Si no hacemos nada, el territorio se nos quedará despoblado". El presidente de la Diputación Provincial de Huesca, Miguel Gracia, considera urgente la adopción de medidas en dos cuestiones "fundamentales": vivienda y trabajo. No solo es un problema la falta de opciones laborales en el medio rural sino la dificultad de encontrar casa, en algunos pueblos por falta de oferta y, en las zonas turísticas, por los elevados precios. En los dos ámbitos, entiende que es necesario legislar para dar soluciones reales a la despoblación, que define como "el primer problema territorial del país".

Por ello, ha entregado esta misma semana a la Comisionada del Reto Demográfico del Gobierno central, Isaura Leal, un documento en el que se han sintetizado las medidas derivadas de las necesidades detectadas en los municipios de la provincia, para que puedan ser incorporadas a la Estrategia nacional que se presentará a principios de año. Gracia le entregó el estudio, fruto de un año de trabajo, en el acto de creación de la Cátedra del Reto Demográfico, impulsada por el periodista altoaragonés Manuel Campo Vidal, que se celebró el martes en Madrid con la participación del ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas.

"Tenemos que resolver los problemas de vivienda y trabajo. Son asuntos fundamentales que no se solucionan solo con dinero, que no son cuestiones exclusivas del presupuesto. Si no entendemos que la normativa es necesaria, no solucionaremos nada", apunta Miguel Gracia.

Además, la DPH propone que esta normativa vaya dirigida a la persona que quiere trabajar y residir en el medio rural y a los ayuntamientos. Para el individuo, sugieren que en la Renta Básica Agraria prime el principio de sostenibilidad territorial, que se recupere la Ley de Desarrollo Sostenible, que existan bonificaciones en la Seguridad Social Agraria, que se considere la ganadería extensiva como un elemento de sostenibilidad ambiental... En cuanto a los ayuntamientos, creen que deben ser otros receptores fundamentales como máximos conocedores de la realidad y de esta forma se "desciende" lo máximo posible "para salvar el mayor número de núcleos habitados".

De ahí, que propongan medidas como que los ayuntamientos puedan gravar a los propietarios de las viviendas vacías en núcleos despoblados o que en los planes generales no se apliquen los mismos criterios en las localidades donde existe demanda y especulación urbanística que donde no hay ningún interés por construir. De hecho, se considera que hay que eliminar las exenciones catastrales en segundas residencias. "Si no, estamos convirtiendo los pueblos en segundas residencias", indica Gracia. A su juicio, la regulación de la vivienda debe entenderse como un "servicio público de interés general".

Por supuesto, se deben contemplar ayudas para la rehabilitación y el alquiler. Son algunas de las propuestas tras detectar que "no hay un mercado de venta ni de alquiler", por lo que las personas de fuera que desean mudarse a municipios afectados por la despoblación tienen la dificultad de encontrar un lugar donde residir.

En este sentido, se sugieren medidas como las colaboraciones entre lo público y lo privado para que los particulares puedan ceder el uso de propiedades a largo plazo para rehabilitarlas y ofertarlas. También se pide que el ayuntamiento pueda intervenir con mayor facilidad en casos de herencias sin resolver que terminan con propiedades en ruinas. Y, para todo ello, exigen la simplificación de los trámites administrativos.

 

FACILITAR EL TRABAJO

 

"Es tan importante o más la normativa que el dinero", insiste Gracia. Y esto también se refleja en las medidas propuestas para favorecer el trabajo con la adopción, por ejemplo, de nuevos criterios sobre la Política Agraria Común (PAC) en las zonas despobladas. En este sentido, se sugiere que se prime al residente y el modelo se oriente a la producción de alimentos de calidad. Además, se propone que se incentive a los profesionales que presten servicios en el medio rural para que se asienten.

Uno de los puntos principales para el asentamiento de la población y el desarrollo de oportunidades laborales es la extensión de la banda ancha a las poblaciones afectadas por la despoblación. En este sentido, la Diputación Provincial de Huesca ha iniciado su plan en noviembre, con el que llevará la alta velocidad en internet a 321 núcleos, allí donde no llegan las grandes compañías. El documento recoge que se debe reducir la brecha digital y disponer de redes de muy alta calidad, con el objetivo de que antes de 2020 todos los hogares y empresas puedan disponer de conectividad con banda ancha de 30 Mbps en todos los municipios.

Y todo ello, para que "las personas puedan ejercer su derecho a elegir su residencia en condiciones equiparables y adecuadas", según se expone en el documento, en el que se recogen argumentos de los profesores de la Universidad de Zaragoza de Estructura e Historia Económica y Economía Pública, Luis Antonio Sáez y Vicente Pinilla; del profesor de Arquitectura de la UZ, Sixto Marín; de María Pilar Burillo-Cuadrado, del Instituto de Investigación y Desarrollo Rural Serranía Celtibérica; además de la Guía de Gobernanza de las Montañas (Red Rural Nacional, EsMontañas y Ramiro Palacios).