print
 
OBITUARIO

Huesca llora la muerte del comerciante José Luis Rodrigo López


12
Desde su jubilación en el año 2011 se dedicó a disfrutar de su tiempo libre y de "las pequeñas grandes cosas de la vida"



D.A.
25/12/2018

HUESCA.- José Luis Rodrigo López, el conocido comerciante oscense ha fallecido en Huesca este martes a los 84 años.

El azar ha querido que en pocos días apareciera en nombre en nuestro periódico por dos noticias muy distintas, el sábado recogíamos su alegría tras ser uno de los afortunados con el premio Gordo de la lotería de Navidad y este martes día 25 vuelve a ser protagonista tras haber fallecido de forma casi repentina.

El pasado sábado a última hora de la mañana en la misma puerta de la administración que había vendido el premio Gordo, José Luis Rodrigo reconoció que era agraciado. "Si es de San Viator, seguro que tengo, y todos mis amigos", explicó. Cuando supo que por los 20 euros le correspondían 400.000 euros, no daba crédito. "¿Sólo No me lo puedo creer". Además, recordó que desde su tienda, el conocido establecimiento que hubo en el Coso Bajo, Rodrigo López, "patrocinaba y compraba" ese número.

El 19 de noviembre de 2011, José Luis Rodrigo López pasó página a lo que habían sido más de 60 años de su vida y también de la historia de Huesca: Almacenes Rodrigo López echaba el cierre definitivo después de 62 años vistiendo a la ciudad y "toda la provincia".

En contra de lo que ocurre actualmente con muchas empresas, la decisión no tuvo nada que ver con la crisis. En mayo, la familia decidió el cese del negocio textil debido a la jubilación de José Luis Rodrigo López y a que ninguno de los familiares iba a continuar con el comercio, ya que o bien se dedican a otros sectores o bien ya dirigen su propio negocio.

El mismo día del cierre, que Rodrigo López calificó como "muy difícil de describir, una mezcla de muy contento y nostalgia", el propietario recordaba que fue su padre Joaquín Rodrigo Panzano quien cogió el negocio tras un traspaso en 1949. "Mi hermano (Joaquín Rodrigo López, fallecido en 2006) y yo vinimos a ayudarle y nos pusimos a luchar los tres", rememoró.

Durante los 62 años de existencia de los Almacenes y su ubicación estratégica, en pleno centro de Huesca (Coso Bajo), permitieron a José Luis Rodrigo López "conocer la historia de la ciudad". Y es que muchos clientes "han acabado convirtiéndose en amigos", amigos que "han venido a despedirse y a desearnos que disfrutemos del futuro".

Rodrigo López bajó la persiana tras haberse convertido "casi en un referente de la ciudad en comercio" gracias al "equilibrio entre una calidad fuera de lo normal y a precio asequible y un trato exquisito".

Sin embargo, no siempre fue así. "Los principios fueron muy duros -evocó Rodrigo López-, ni mi hermano ni yo conocíamos el negocio y mi padre era comerciante pero de otro tipo".

Pero el negocio fue consolidándose y expandiéndose, llegando a tener quince trabajadores y varias tiendas. Un "éxito" basado en "un importante equipo de personas de gran talla humana y muy profesionales".

En este camino fue crucial el saber adaptarse a las tendencias, "que han cambiado muchísimo, pero nos hemos adaptado a las circunstancias y a la moda de cada momento". "Hemos sabido adaptarnos y, sobre todo, hemos sabido innovar, con muchas reformas cada poco tiempo", insistió el propietario de los Almacenes, un negocio especializado en la ropa de señora, caballero y de jóvenes de ambos sexos.

Varias fechas clave jalonron esta andadura. Rodrigo López citó como el primer recuerdo que le viene a la cabeza al hablar del negocio el fallecimiento de su hermano Joaquín en 2006. "Ha habido momentos muy importantes, pero éste ha sido el más importante", afirmó.

Cambiando radicalmente de tono, los grandes hitos de los Almacenes se dieron en el día a día gracias al "cariño del público, que se ha demostrado estos días, y al trabajo".

Y mirando al futuro, Rodrigo López explicó que "de momento, no hay nada en absoluto" en cuanto a ofertas para hacerse con el espacio que ocupan los Almacenes, mientras que en el plano personal, subrayó que ahora va a poder dedicar más tiempo "a las pequeñas grandes cosas de la vida", es decir, a pasar más tiempo con su mujer, con sus hijos y con sus nietos. "Voy a disfrutar de lo que no he tenido: tiempo libre", aseguró antes de añadir: "Me quedará el gusto de recordar tantos años vividos en el negocio con mi hermano y todos mis compañeros de trabajo".

"He sido muy feliz y si consigo ser lo que he sido hasta ahora, me consideraré un privilegiado", declaró Rodrigo López, que añadió que "creo que hemos cumplido con la sociedad".