print
 
LA ENTREVISTA

María Ángeles Millán: "La Universidad no puede quedar impasible ante el retroceso en los derechos"


La directora de la cátedra de Igualdad y Género de la UZ participa en un manifiesto de apoyo a las políticas contra la violencia de género



SARA CIRIA
11/01/2019

HUESCA.- La Universidad pública española ha emitido un manifiesto de apoyo a las políticas contra la violencia de género a través de la Plataforma Universitaria de Estudios Feministas y de Género, una entidad de ámbito nacional que cuenta con una representante de todas las universidades públicas españolas, personas que dirigen una cátedra o centro de estudios feministas.

María Ángeles Millán, directora de la Cátedra de Igualdad y Género de la Universidad de Zaragoza, forma parte de un organismo que lleva ya cuatro años trabajando fundamentalmente para "revisar la historia, la ciencia, la filosofía, la cultura, todas las disciplinas que se imparten en la universidad, para que la transmisión del conocimiento no sea exclusivamente androcéntrica".

El texto se ha hecho llegar a toda la comunidad universitaria y tiene su origen en la postura de Vox "y de otros partidos políticos que se están sumando a esta manera de ver el mundo y aceptar una realidad que, por otra parte, están creando ellos. La Universidad no puede permanecer impasible. Con el tiempo y el esfuerzo que nos ha costado a las mujeres ocupar un lugar que, por otra parte nos pertenece, resignificar este lugar está logrando que la sociedad viva un momento en el que la igualdad empieza a ser real".

Millán alerta del peligro de retroceso, porque "los avances culturales no son como los biológicos y son fácilmente reversibles". Una involución que "empieza a asomar y representa una gran pérdida para los derechos de las mujeres. Ante esto la universidad no puede quedar impasible".

Millán subraya la buena sintonía de las universidades y valora el esfuerzo que todos han realizado para elaborar un texto común que se leyó el pasado miércoles en Madrid. El manifiesto expresa la voluntad de la Universidad de "no consentir la pérdida de derechos de las mujeres, el declive de las políticas de igualdad, y seguir reivindicando la impartición y transferencia de un conocimiento no androgénico, en el que quepan las mujeres como receptoras y creadoras del mismo".

La Cátedra de Igualdad y Género de la Universidad de Zaragoza surgió de un convenio con el Instituto Aragonés de la Mujer y cuenta con distintas líneas de actuación como un máster en relaciones de género y un estudio de posgrado interdisciplinar. Existe también una colección de investigaciones que se publica en Prensas Universitarias y organiza actividades en asociaciones de mujeres "para que el conocimiento llegue al resto de la sociedad".

El objetivo en todas sus actividades es "que los hombres y las mujeres tengamos los mismos derechos y oportunidades y ocupemos el lugar que nos corresponde. Así tendremos una sociedad más justa y más libre, para nosotras, y para ellos también. Queremos también que el reparto de poder no tenga ese tinte machista y androcéntrico que ha tenido hasta ahora y las mujeres no estemos subordinadas por el hecho de serlo".