print
 
ALTO ARAGÓN - COLABORAN: CAJA RURAL DE ARAGÓN Y DIPUTACIÓN DE HUESCA

David Campillos y Eduardo Beltrán, socios de Piritec: "En el medio rural te tienes que currar el trabajo y no dedicarte solo a una cosa"


#CONTRALADESPOBLACIÓN



E.P.
12/01/2019

HUESCA.- David Campillos llegó a Boltaña desde Zaragoza hace 21 años y sigue allí, donde ha formado una familia con tres hijos. Hizo lo que cree que no se debe hacer, ir sin trabajo, pero al final como muchos de los que se instalan en la zona apostó por el autoempleo. "Aquí el empleo, al margen de la hostelería en temporada, donde siempre hay trabajo, te lo tienes que currar tú", explica.

Tras diversas experiencias, hace siete años creó Piritec, ubicada en Aínsa, con su socio Eduardo Beltrán, otro zaragozano que aterrizó en la capital de Sobrarbe y que ha creado su familia con dos hijos. Esta empresa de tecnología, como colaboradora de la adjudicataria Embou, ya está desarrollando el plan de extensión de la banda ancha de la Diputación Provincial de Huesca (DPH).

Trabajaron el jueves en Camporrells (La Litera) y el viernes subieron a Lafortunada (Sobrarbe) para instalar los sistemas que harán posible la existencia de un internet de calidad. Con todo, ya han hecho todo tipo de proyectos en Sobrarbe para llevar señal inalámbrica a los lugares más recónditos. Por ejemplo, en Santa María de Buil tuvieron que crear un sistema redundante para evitar que el cliente se quedara sin internet, porque era un norteamericano que gestionaba desde allí la comunicación de un hospital en Michigan.

Además, en La Fueva atendieron a un cliente que digitalizaba documentos para una fundación, de forma que también necesitaba mucha capacidad. "Hacemos soluciones a la medida porque lo que para un particular es suficiente para un hotel no, y en el turismo rural la conectividad es muy importante", indica Campillos. Por ello, trabajan para grandes clientes y han aplicado sistemas de wifi en los centros vacacionales de Ligüerre de Cinca y Morillo de Tou.

Precisamente por este tipo de soluciones a la carta su socio Eduardo Beltrán reivindica la existencia de las pequeñas empresas de tecnología. De hecho, llegó a Aínsa hace 15 años para trabajar con una gran compañía y, tras quedarse en el paro, apostaron por crear Piritec, donde hoy además de ellos trabajan dos chicos más oriundos de Sobrarbe y un tercero que es un nuevo vecino. Con el trabajo que este proyecto les va a generar, no descarta tener que contar con más personal.

No obstante, cada año crecen. "Tenemos tres empleados y la previsión es que se pueda ampliar porque cada año hacemos un poco más. Al principio del año siempre soy pesimista, pero después salen las cosas y cada vez tenemos más proyectos", apunta Campillos.

La apuesta es la diversificación. "Tu trabajo no puede centrarse solo en una cosa, nosotros también solucionamos problemas de televisión, wifi, arreglamos ordenadores... Vamos incorporando elementos", apunta David Campillos.

En otros ámbitos, ejemplifica que quien tiene una casa de turismo rural es guía de montaña o fabrica miel. Además, son distribuidores de las tres marcas del grupo MásMóvil, al que pertenece Embou. Han hecho trabajos para Acciona en el Alto Gállego e incluso el estudio para instalar la fibra óptica en el túnel de Campo (N-260). Y es que ya trabajan desde hace unos años con Embou para llevar internet al medio rural a través del sistema inalámbrico Wimax, del que hace dos años cambiaron las antenas para pasar de ofrecer 3 Mb a 50.

Además, también colaboran con Eurona (intenet por satélite). Con todo, hay zonas en sombra, como Fanlo, donde hay que trabajar.

De todas formas, "el que se quiere asentar por la calidad de vida del Pirineo busca soluciones y si necesitan internet, nos preguntan", indica Eduardo Beltrán, e insiste en la personalización de la solución. De hecho, ahora están estudiando la fórmula para que una persona con un puesto relevante pueda trasladarse a una borda en el valle de Broto. "Si damos con la tecla, vendrá a vivir aquí".