print
 
LA HOYA - EXPLOTACIÓN GANADERA

Loporzano prevé una nueva explotación porcina


El Ayuntamiento podría conceder la licencia para ejecutar el proyecto esta semana tras el informe favorable del Inaga



P. B.
15/01/2019

HUESCA.- El Ayuntamiento de Loporzano tiene previsto conceder licencia de obras a una explotación intensiva de porcino para casi 2.000 cerdos, lindando con los términos de Monflorite y Tierz y muy cerca del núcleo de Ola, en Alcalá del Obispo.

En declaraciones a este periódico, el alcalde de Loporzano, Jesús Escario, explica que es muy posible que la licencia de obras se conceda esta semana, una vez superados los trámites medioambientales.

En este caso, se trata de una explotación ganadera que se plantea muy alejada del núcleo de Loporzano, a diferencia de las dos primeros proyectos de porcino intensivo, que se encuentran más próximos a esta localidad.

El impulsor de la última instalación ganadera de porcino intensivo, Nicolás Guarga, explica que cubre una superficie de dos hectáreas y se trata de una proyecto familiar dedicado al cebo de cerdos. "Estamos una zona lindando a Monflorite y muy lejos del núcleo de Loporzano", indica. El proyecto que comparte con su hijo, señala Nicolás Guarga, fue aprobado por el Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (Inaga) hace unos cuatro meses, y confía en que "todo siga adelante".

Por parte de la Plataforma Loporzano Sin Ganadería Intensiva, su portavoz, Pilar Torres, indica que el colectivo presentó alegaciones al Inaga, a través del Ayuntamiento de Loporzano, sobre la base agrícola de esta explotación. "Consideramos que las hectáreas que se aportan no son las suficientes porque la valoración de la base agrícola se realiza como si fuera territorio de regadío y con dos cosechas anuales cuando el terreno donde van a ir es secano y con una cosecha anual", comenta.

Desde esta plataforma critican que "no se ha respondido desde el Inaga ni desde el Ayuntamiento de Loporzano a sus alegaciones en las tres explotaciones proyectadas en el término municipal".

En cuanto a los dos primeros proyectos de explotaciones porcinas que se encuentran paralizados, desde el propio colectivo indican que están a la espera de la convocatoria de juicio por parte del Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA). En ambas explotaciones está pendiente la resolución por parte del TSJA tras haber presentado este colectivo sendos recursos de apelación.

En cuanto a las modificaciones al Real Decreto que regula la actividad de las instalaciones ganaderas de Aragón, la Plataforma Loporzano Sin Ganadería Intensiva critica el índice de carga ganadera establecido por exceso de nitrógeno, en el que la orden "descarta que ninguno de los más de 120 municipios bajo cuyos términos discurren acuíferos considerados vulnerables a la contaminación por nitratos procedentes de los purines supere el límite oficialmente tolerable de 170 kilos por hectárea y año" y que desde el colectivo califican de "intolerable". Aseguran que, "el Gobierno de Aragón sigue sin regular ni establecer mecanismos de control, inspección y sanción".

Sobre las distancias de las explotaciones ganaderas respecto a los núcleos de montaña en zonas desfavorecidas, el colectivo considera que existe "una discriminación negativa con los pueblos de menos de 500 habitantes" al estar más próximas las explotaciones ganaderas a estos núcleos, por lo que, indican, "se castiga a las zonas rurales pequeñas".

Asimismo la plataforma critica el proyecto de nueve naves de porcino intensivo en Santa Cilia de Panzano, en Casbas de Huesca, y las repercusiones negativas a la biodiversidad y actividades en el Parque Natural de Guara y "toda la carga de purines que va a Loporzano".