print
 
CICLISMO - NUEVA TEMPORADA

Euskadi Murias, con renovadas ilusiones


123
Samitier y Barceló afrontan su segunda campaña con los vascos



D.A.
25/01/2019

HUESCA.- "Ilusión" es la palabra que mejor define la temporada 2019 que afrontará el proyecto del Euskadi-Murias, su quinto año en profesionales, el segundo en la élite después un año anterior sobresaliente. La formación vasca se presentó el miércoles en un acto en el que destacó el valor de los patrocinadores, presentó un equipo femenino, Murias-Limousin, y Aritz Bagüés recibió un emocionante homenaje de sus compañeros en su pueblo de Rentería.

El equipo masculino Euskadi-Murias cuenta con 20 ciclistas, y seis corredoras (sub23 y júniors) forman el Murias-Limousin. En la plantilla destacan los dos altoaragoneses, que vivirán su segunda temporada con el equipo: el oscense Fernando Barceló y el barbastrense Sergio Samitier.

Jon Odriozola, alma máter del Euskadi-Murias, apostaba por otro gran año. "Este va a ser el quinto año de Euskadi-Murias y lo conseguido sobre todo el año pasado nos ha colocado en la élite del ciclismo mundial mucho antes de lo que esperábamos. Las invitaciones de los organizadores como la Flecha Valona por ASO colocan a Euskadi en las mejores carreras y nos van reafirmando como un proyecto que está muy bien visto no solo por los aficionados, sino por todo el ciclismo internacional".

Este 2019, el calendario será aún más de calidad con la invitación a la Flecha Valona o el Tour de Omán, ambas de ASO, organizador del Tour de Francia, sin olvidar las grandes carreras de casa: Itzulia Basque Country, Klasika Donostia, Amorebieta, Estella, Ordizia y Getxo. La Vuelta a España también está en el horizonte, a la espera de las confirmaciones oficiales.

 

LOS OSCENSES, CON MUCHA ILUSIÓN

 

Barceló y Samitier serán "verdes" otro año más, una temporada que afrontan con ilusión. Reconocen que entre sus objetivos el principal es hacerse un hueco en el ocho que tomará la salida en la Vuelta a España 2019 en Torrevieja (Alicante) el próximo 24 de agosto.

El oscense hace un balance "muy bueno" de su primer año como profesional tanto en lo referente a resultados como en la adaptación a una nueva manera de correr, pero tiene muy claro que de antemano no se conforma con los resultados obtenidos.

"La intención para este 2019 es conseguir ser regular. Ganar siempre es complicado, pero la victoria en el Tour del Porvenir fue algo increíble porque allí está la gente del futuro y para los sub-23 es la prueba más importante del año", asegura.

De su victoria en Val d"Isere explica que fue el reflejo de su manera de ver el ciclismo: "Ir al ataque para tratar de sorprender y dándolo todo hasta el final".

Para este nuevo año, las primeras carreras que afrontará durante el primer mes ya las tiene marcadas en lo que califica como "un calendario muy bueno", arrancará en la Challenge de Mallorca. Tras las pruebas mallorquinas, los siguientes objetivos los tendrá en la Vuelta a Murcia o la Clásica de Almería, para cerrar su primer mes de competición en el Tour d Haut Var en Francia.

Por su parte, Sergio Samitier reconoce que llega a su segunda temporada "con ilusión", a una categoría que ya conoce y en la que sabe las diferencias que va a encontrar con respecto a sub-23, porque "se corre más a tirones y aquí cuando se abre gas ya no se para".

El barbastrense explica que de inicio no se quiere marcar objetivos concretos y su pretensión es estar "más o menos bien durante toda la temporada", aunque tiene claro que la mejoría le llegará por afinar "más los entrenamientos, la alimentación y mejorar la colocación y estar más en cabeza, o sea, dar un paso más hacia delante".

"Con lo que hice la temporada pasada, en un año de aprendizaje, estoy contento, pero soy un corredor joven y todavía me queda margen para madurar. En esta categoría se corre diferente y en aficionados me gustaba ir a cola y luego pasaba, pero aquí todo se paga. Espero superar esa inmadurez y estar más centrado, además de hacerlo mejor en las bajadas o comerme menos látigos", confiesa.

Sobre las carreras en las que le gustaría tener la oportunidad de competir esta temporada están todas las grandes del calendario nacional como la Volta a Catalunya, la Itzulia y la Vuelta a España.

Al igual que su compañero y amigo Barceló, el de Barbastro ya tiene marcados los escenarios para sus primeras pedaladas en 2019 que serán también en Mallorca para luego seguir en las Vueltas a Valencia, Murcia y Andalucía y "luego lo que venga".