print
 
URBANISMO

Comienzan los trabajos en la vías laterales de Ramón y Cajal tras la reapertura de la calzada central


El ayuntamiento de Huesca valora el avance de las obras en las que se van a invertir dos millones de euros



D.A.
31/01/2019

HUESCA.- El alcalde de Huesca, Luis Felipe, ha mostrado su satisfacción por la marcha de las obras de reurbanización del paseo Ramón y Cajal, donde se ha abierto al tráfico la calzada central y han comenzado los trabajos en las vías laterales, en una segunda parte de la fase que se está acometiendo en estos momentos, en el tramo comprendido entre el puente del río Isuela y la calle José Mª Lacasa.

"Hace cuarenta años que no se actuaba en este paseo, que seguía teniendo configuración de carretera nacional en pleno casco urbano y esta remodelación es importante para cambiar la fisonomía de esta zona de la ciudad", ha explicado Luis Felipe, quien ha subrayado que la intervención "afecta no solo a superficie, sino también a la renovación de colectores y conducciones".

Es precisamente la sustitución de las redes subterráneas, por su antigüedad, el aspecto que más dificultades presenta en la ejecución de la obra, según ha precisado el arquitecto municipal Pedro Lafuente, en cuanto a la complejidad de esta actuación.

Esta primera fase, que comenzó a finales de septiembre, tiene un presupuesto de unos dos millones de euros (1.987.125 euros) y un plazo de ejecución de siete meses. Esta segunda parte de la obra que comienza ahora obliga a cerrar los carriles laterales a vehículos, que circulan ya con normalidad por la calzada central recién renovada y por la nueva rotonda que se ha construido en el cruce entre el paseo y la calle José Mª Lacasa para ordenar el tránsito rodado.

Para favorecer la continuidad de la actividad comercial mientras se trabaja en las vías laterales se han habilitado cuatro zonas de carga y descarga en las calles adyacentes (José Mª Lacasa, Luis Mur Ventura, inicio de la avenida de los Danzantes y Pedro Arnal Cavero). Y los peatones pueden seguir transitando por las aceras.

En estos momentos está en redacción el proyecto de ejecución de las otras dos fases de las que consta el proyecto, valorado en un total de 6,3 millones de euros. La previsión es que la segunda fase -en el tramo que continúa hasta la calle Camila Gracia- pueda comenzar el próximo mes de septiembre y acometer posteriormente el que finaliza en el entronque con la plaza Santo Domingo y la Ronda Montearagón.

El proyecto de esta intervención global en el paseo Ramón y Cajal recoge la ampliación de las aceras laterales hasta siete metros, que darán lugar a zonas estanciales; la zona central con dos carriles de circulación y áreas de aparcamiento a ambos lados en espiga, con unas 80 plazas en total; y zonas de carga y descarga. Además tendrá grandes parterres y áreas con juegos infantiles, que se ubicarán en un paseo entre los cedros.

El paseo contará en uno de sus lados con un carril bici y en el lado opuesto se ubicará un carril de servicio.

Asimismo el espacio contará con el mobiliario y la pavimentación acorde a los utilizados en las últimas actuaciones urbanísticas porque pretende ser un proyecto continuista con la imagen ciudad. Se instalarán luminarias lineales, que irán por debajo de los cedros, y con las que se garantiza la iluminación en todas las zonas, especialmente en las estanciales y los pasos de peatones.