print
 
ALTO ARAGÓN - SECTOR AGROGANADERO

Frente común pirenaico en defensa de la ganadería extensiva


Organizaciones agrarias de Aragón, Navarra y Lérida impulsan una plataforma, abierta a más agentes, para poner en valor la aportación del sector a la sociedad



M. J. L./EFE
09/02/2019

HUESCA/PAMPLONA.- Organizaciones agrarias de Aragón, Navarra y Lérida han impulsado una plataforma en defensa de la ganadería extensiva en todo el Pirineo, para poner en valor ante la sociedad el papel que este sector desempeña. Representantes de Asaja Aragón, con su secretario general, Ángel Samper, a la cabeza, de Asaja Lérida y de la Unión de Agricultores y Ganaderos de Navarra (UAGN) se reunieron el pasado jueves en Pamplona, donde se constituyó un grupo de trabajo permanente formado por ganaderos del Pirineo de las tres comunidades autónomas.

La plataforma, que surge con carácter abierto a todos los agentes del medio rural, entidades locales y organizaciones profesionales, tiene como objetivo trasladar al conjunto de la ciudadanía la aportación medioambiental, social y económica de los ganaderos y agricultores que trabajan en el Pirineo.

Ángel Samper explicó este viernes a este periódico que se trata de hacer "un frente común transpirenaico", cuyo "punto de partida" fue el encuentro del pasado jueves. Aunque los ejes de actuación de la plataforma van mucho más allá, Samper puso el acento en los "problemas" que el sector tiene con la presencia de especies como el lobo y el oso en zonas ganaderas, que -dijo- "hay que solucionar de una vez", ante lo que reiteró es una "convivencia imposible".

En este capítulo, y según un comunicado de a UAGN, la plataforma propugna racionalizar la convivencia entre fauna salvaje y ganaderos, donde estos últimos no sean ajenos a las decisiones políticas y, por tanto, se conviertan en agentes decisivos en la preservación de su actividad económica frente a la reintroducción de especies agresivas como el lobo o el oso.

También se aboga por la dignificación de la profesión del ganadero, mediante la aplicación de medidas inequívocas orientadas a preservar la actividad ganadera extensiva como medio de vida y modelo de gestión equilibrada del territorio en serio peligro de extinción. Asimismo buscan poner en valor la aportación social y económica de la actividad ganadera en favor de la lucha contra el despoblamiento en los pueblos y la correcta gestión del medio ambiente. En este sentido, pretenden propiciar un entorno de conocimiento que reconozca el valor del pastoreo en la gestión del monte, la prevención de incendios y la biodiversidad.

Plantean también bascular el poder de decisión sobre el medio rural hacia los agentes del territorio.

 

UN LOBO MATA 18 OVEJAS EN UNA FINCA DE LA DGA

 

El lobo ha vuelto a atacar. Y lo ha hecho en la finca El Vedado, propiedad del Gobierno de Aragón y situada entre las localidades de Leciñena y San Mateo de Gállego, donde murieron 18 ovejas (12 por el mismo ataque y seis que se tuvieron que sacrificar por las heridas que presentaban), y 10 resultaron heridas. El ataque, denunciado públicamente por la Plataforma contra la presencia del lobo y el oso en Aragón y confirmado desde el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, tuvo lugar en la noche del pasado lunes, 4 de febrero, al martes día 5.

La Plataforma asegura que el suceso ha causado "malestar" y "rabia" entre los ganaderos de la zona por no haber sido avisados de la presencia del lobo, ya que -añade- "después de cuatro meses sin actuar estaban confiados, pensado que el depredador había abandonado el territorio".

Desde la consejería de Desarrollo Rural recordaron la partida de medio millón de euros habilitada el pasado mes de agosto en concepto de ayudas para mitigar la presencia del oso y el lobo, y apuntaron que este año se convocará una nueva orden.