print
 
SOMONTANO - CULTIVO DE OLIVO

Las siete almazaras del Somontano se unen para potenciar sus productos de calidad


La Asociación Olearum ha presentado el evento "Sentir el aceite" para el 23 de febrero



ÁNGEL HUGUET
09/02/2019

BARBASTRO.- La unión de siete almazaras y empresas hacen más viable la promoción del aceite como uno de los factores de desarrollo en el Somontano donde se cultivan 19 variedades distintas de olivo en una superficie de 3.500 hectáreas. Cinco empresas elaboran aceite y 8 más comercializan marcas propias según datos facilitados en la presentación de las Jornadas "El aceite de oliva, fuerza de desarrollo del Somontano". Las actividades se completarán con la conferencia "El aceite de oliva virgen extra, alimento vertebrador de la dieta mediterránea" el 15 de febrero a cargo de Francisco Lorenzo, presidente de la Asociación Olearum y el evento "Sentir el aceite", en el torno de Buera, el 23 de febrero.

La presentación en el Centro de Congresos reunió a las cooperativas, San Antonio (Barbastro), La Unión (Salas Altas) y San Lorenzo (Estadilla) que cumple 100 años; Aceites Noguero, Aceites Ferrer (Bierge), Ecostean (Costean) y Aceite de Artasona. A la presentación asistieron Mariano Altemir, presidente del Ceder Somontano y Daniel Gracia, vicepresidente de la Comarca, que organizan las Jornadas y Sonia Lasierra, teniente de alcalde del Ayuntamiento que colabora en el evento.

Las empresas presentaron aceites de la campaña 2018-2019 en la que se molturaron 3.375.000 kilos en almazaras de Aceites Noguero, Cooperativa San Antonio, Aceites Ferrer, Ecostean, La Unión y Alquézar (vecinal); se incluyen las producciones de Cooperativa San Lorenzo y Aceites Artasona que no tienen almazara propia. En el transcurso de la primera actividad de las Jornadas se degustaron aceites de la campaña que están en mercados desde diciembre y disfrutan de buena aceptación comercial.

En todas las intervenciones se constató que el cultivo del olivo y el aceite "son elementos característicos del paisaje, la economía y la cultura del Somontano". Ceder y Comarca contribuyen a la promoción del sector, hace más de una década, desde la convicción de que la conservación del cultivo y la competitividad de la industria contribuirán a la creación de empleo y a la preservación del paisaje singular.

En esta línea, se han realizado estudios para conocer el comportamiento de distintas variedades en el campo, acciones formativas, campañas de promoción y propuestas para los consumidores y profesionales del sector de hostelería. Los cambios se han notado mucho en los últimos 20 años y las almazaras han realizado inversiones en mejora de maquinaria y de instalaciones con el objetivo común de conseguir "la máxima calidad del producto".

La elaboración de aceites monovarietales ha modificado la tradicional imagen comercial con nuevos formatos en vidrio oscuro, de pequeño formato, dirigidos al turista y al consumidor gourmet, con la incorporación de productos como "aceites especiados" y el "aceite sólido" que se comercializan por Internet. "Unidos por el aceite" resume los aspectos esenciales del sector y su contribución al desarrollo, "la apuesta por la calidad ha sido clara, decisiva y contundente ya que no es posible competir por cantidad" explicó Mariano Altemir quien valoró "el tutelaje compartido con la Comarca de Somontano, necesario en un territorio pequeño".

Criterios compartidos por Daniel Gracia y Paloma Fábregas, gerente del Ceder, en sus intervenciones respectivas, "se pretende conseguir el mayor valor añadido posible en el territorio y que el aceite de oliva ocupe un lugar relevante en la economía, en la oferta de productos agroalimentarios y en la gastronomía".