print
 
CRISIS DE GOBIERNO

Sánchez dice que nunca aceptará la autodeterminación


El presidente del Gobierno aseguró ayer que el único camino "posible y transitable" en la crisis política catalana es el diálogo y la Constitución



EFE
10/02/2019

BARAKALDO (VIZCAYA).- El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aseguró el sábado que el único camino "posible y transitable" en la crisis política catalana es el diálogo y la Constitución, e insistió en que nunca aceptará el derecho de autodeterminación de Cataluña.

"La autodeterminación que reclama el independentismo catalán no cabe en la Constitución y no lo vamos a aceptar nunca", declaró el presidente del Gobierno en un acto electoral en Barakaldo (Vizcaya), en el que no se refirió expresamente a la ruptura de la negociación con los independentistas catalanes ni a las complicaciones en la tramitación de los presupuestos, tras los vetos del PdeCat y ERC.

Al tiempo que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, visitaba a los presos del "procés" en Soto del Real, desde donde insistía en que había que sentarse a hablar de autodeterminación, Sánchez criticaba el "viaje a ninguna parte" del independentismo y la "vuelta atrás" que proponen PP y Ciudadanos, que este domingo se manifiestan junto a Vox en Madrid para pedir elecciones generales.

El presidente del Gobierno sostuvo que frente a esas opciones, la "mayoría defiende la España autonómica basada en la cohesión social y territorial". Según dijo, el "camino" del diálogo y la Constitución "es el más largo, pero es el único posible y transitable".

"El debate no es si independencia sí o independencia no, el debate es convivencia sí o no", aseveró.

Por ello, advirtió a los nacionalistas catalanes de que "dentro de la Constitución, todo; fuera, nada porque no hay diálogo, son monólogos".

Sánchez defendió que "trascender" el autogobierno es la única salida para el problema de Cataluña porque no es viable ni "dejar las cosas como están ni la independencia" y sostuvo que hace falta "altura de miras, sentido de Estado y generosidad por parte de todos".

El líder socialista instó a los 1.500 asistentes al mitin a "permanecer firmes en nuestras convicciones" sobre el modelo autonómico.

Ante las duras críticas del PP y su presidente, Pablo Casado, por las negociaciones del Gobierno con la Generalitat y los partidos independentistas catalanes, comentó que "quien insulta es porque no tiene argumentos que defender".

Cuestionó qué unidad de España defiende el Partido Popular cuando busca "un país con ciudadanos de primera y ciudadanos de tercera".

"Ahora se dedican a gritar "Viva España" pero el patriotismo es trabajar todos los días por que en España se viva mejor", añadió.

Sánchez avisó al PP y a Ciudadanos de que con su acercamiento a Vox no conseguirán moderar a la ultraderecha, sino que serán ellos los que se radicalicen, "y mañana (por hoy) será una prueba de ello".

"Mañana (por hoy) se verá una España en blanco y negro" en la concentración de Colón porque PP, Ciudadanos y Vox "proponen simplemente dar marcha atrás", añadió.

Sánchez enmarcó la unidad de estas tres formaciones en el auge de los populismos de derechas en todo el mundo. "No somos una isla, es como Francia, Alemania, Estados Unidos, Holanda o Brasil", comentó.

El presidente detalló y defendió las bondades del proyecto de Presupuestos del Gobierno y dijo confiar en que los ciudadanos "tomen nota" si el proyecto es rechazado esta semana por "los independentistas y la ultraderecha del Partido Popular y Ciudadanos".

En el mitin, la secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia, señaló que los que "acusan de traición" al presidente Pedro Sánchez son "los mismos" que llamaron "traidores" a los socialistas cuando se logró acabar con ETA sin que se descosiera "ni un hilo del Estado de derecho".