print
 
LOS MONEGROS - PATRIMONIO

La Cartuja de las Fuentes reabrirá al público en el mes de marzo


12
Tras dos meses de cierre, vuelven las visitas al monumento los fines de semana



V. ALLUÉ
11/02/2019

HUESCA.- La Cartuja de Nuestra Señora de las Fuentes volverá a abrir sus puertas al público en marzo, tras más de dos meses cerrada para revisar la seguridad del edificio y tramitar la contratación de la nueva empresa que se ocupará de las visitas. El conjunto pictórico y arquitectónico se podrá visitar los fines de semana, de 11 a 14 horas, sin cita previa y con entrada gratuita, como el año pasado, avanza la vicepresidenta de la Diputación Provincial de Huesca (DPH), Elisa Sancho.

Las estancias del monasterio se reabrirán a la vez que continúan los trabajos de rehabilitación, señala Sancho, quien calcula que la Cartuja podría estrenar su centro de recepción de visitantes el año que viene. De momento, acaba de salir a licitación la restauración de la zona de la portería, donde se ubicará este espacio, y la intención es que "para principios de 2020, si las obras no están terminadas, al menos estén muy avanzadas".

La recuperación del edificio en el que se encontraba la antigua portería forma parte de una actuación "más amplia", que incluye la creación de una sala expositiva donde se mostrarán todas las piezas halladas durante la rehabilitación, la instalación de un servicio de aseos y de un acceso para personas con discapacidad, además de otros equipamientos, detalla la vicepresidenta de la DPH.

El 21 de febrero finaliza el plazo para presentar las propuestas para llevar a cabo esta primera fase de restauración de la Portería de la Cartuja, consistente en la restauración de la cubierta y del alero central. El proyecto tiene un presupuesto de 96.798 euros (IVA incluido) y un tiempo de ejecución de dos meses.

Paralelamente a estas actuaciones, la DPH, propietaria del monasterio desde 2015, está realizando una serie de obras de urgencia. La más inminente es arreglar la techumbre del edificio de obediencias que se ha visto afectado por las lluvias, indica Sancho, al tiempo que añade que también se está trabajando en llevar agua potable a todo el conjunto patrimonial.

En cualquier caso, el proyecto más destacado para este año se localiza en el claustrillo de capillas y su entorno, así como en la reforma de la antigua portería, apunta.

 

BIEN DE INTERÉS CULTURAL

 

La Cartuja de Nuestra Señora de las Fuentes, en el término municipal de Sariñena, recibió en 2002 la distinción de Bien de Interés Cultural, pero no fue hasta 2015 cuando, ya como propiedad de la Diputación, comenzaron las obras de recuperación. La Institución adquirió el conjunto, que permanecía en manos privadas desde la desamortización de Mendizábal, con el objetivo de evitar el deterioro de esta importante figura del patrimonio altoaragonés. En total, la DPH ha invertido más de 1,5 millones de euros en rescatar y sacar del olvido el recinto sacro, una medida que satisface una reivindicación de Los Monegros desde hace más de dos décadas.

Entre las acciones que se han llevado a cabo, destaca la rehabilitación de las cubiertas que integran el recinto sacro, cuyo mal estado suponía una amenaza para las pinturas murales del interior de la iglesia y de otros elementos patrimoniales del emplazamiento. El trabajo efectuado evitó la pérdida de más de 250 composiciones de pintura al fresco, aplicada en brillantes colores, que cubren virtualmente todos los paramentos, bóvedas y cúpulas de la iglesia, las capillas, el claustro menor, la sacristía y la sala capitular. Estos frescos retratan -según la idea de fray Manuel Bayeu- episodios evangélicos de Jesús y María, santos, apóstoles, dogmas y misterios de la fe, así como diversas alegorías de virtudes morales y religiosas.