print
 
RIBAGORZA - PREVISIÓN ALERTAS

Alós critica a Fomento por imprevisión en las nevadas de enero


La diputada pregunta en el Congreso por el dispositivo en las carreteras



D.A.
12/02/2019

HUESCA.- La diputada del Partido Popular por la provincia, Ana Alós, ha reprochado al Ministerio de Fomento "dejación de funciones al no prever una respuesta adecuada" en la nevada del pasado 23 de enero. La parlamentaria recuerda que en la carretera N-260 quedó interrumpido el transporte de viajeros a la altura de Campo y que en esta misma carretera y en la N-123 quedó limitada la circulación con cadenas o neumáticos de invierno. La situación creada ese día ha llevado a la diputada a formular varias preguntas al ministro de Fomento, José Luis Ábalos, para su respuesta por escrito.

Señala Ana Alós en su exposición de motivos que la Agencia Estatal de Meteorología, la Aemet, había predicho copiosas nevadas en el Pirineo oscense y fueron emitidos los consiguientes avisos.

No obstante, se produjeron incidencias como las descritas y que, según Ana Alós, demuestran que "no se observó la suficiente diligencia ante el aviso de nevadas". Señala como ejemplo que en la localidad de Viella (Lérida) nevó en similares proporciones y no quedó sin embargo interrumpido el tráfico de viajeros.

A juicio de la parlamentaria altoaragonesa, "no es posible argumentar una situación de excepcionalidad, toda vez que las nevadas son habituales en el valle de Benasque cada invierno".

"De la Administración del Estado cabe esperar una capacidad de reacción suficiente en tiempo y medios, más aún si se cuenta con una detallada información previa sobre el posible alcance de las afecciones". Y agrega que no se puede hablar de la lucha contra la despoblación si no quedan garantizados los servicios mínimos para permitir la vida cotidiana en las zonas de montaña.

Por todas estas consideraciones, Ana Alós pregunta al Ministerio por los motivos de "la insuficiente respuesta" ante las nevadas, si tiene previsto reforzar los medios humanos y técnicos para impedir o minimizar los problemas apuntados y, finalmente, si los vehículos del servicio regular de viajeros cumplían las normas de conducción invernal.