print
 
PATRIMONIO

El Ayuntamiento de Huesca derribará la vivienda de San Pedro, pero respetará su vallado


Osce Biella recoge firmas para tratar de conservar la "esencia" del Casco



J. ARNAL
13/02/2019

HUESCA.- El Ayuntamiento de Huesca derribará de forma subsidiaria el edificio de la plaza San Pedro que desde el pasado verano permanece vallado ante el estado de ruina, y reclamará posteriormente a la propiedad, que no ha contestado a los requerimientos, el abono de estos trabajos. Una ejecución pendiente de presupuestar y de elaborar su proyecto pero, aseguró la concejala de Urbanismo, que garantizará el respeto al vallado exterior.

La conservación de este elemento ha llevado a la Asociación de Vecinos del Casco Viejo "Osce Biella" a iniciar esta semana la recogida de firmas para "intentar conservar la esencia" de este rincón de la ciudad, explicó la presidenta de la entidad, Susana Oliván. Con el apoyo de distintos especialistas han elaborado un informe sobre la importancia de conservar elementos como la reja, la carpintería histórica y el propio espacio, que en su día fue jardín, que confieren al entorno "un aspecto recoleto" muy acorde con el entorno románico.

Lamentan los impulsores de la iniciativa que se destruya un edificio de más de cien años que forma parte de un contexto urbano determinado y unitario. "Seguros del valor que aporta al conjunto patrimonial urbanístico, arquitectónico e histórico", Osce Biella solicita la conservación y protección tanto de la verja como del espacio triangular que la misma confina y que le da sentido, así como la puerta de madera decorada con molduras que aparece en el interior del mencionado espacio.

Precisamente este último elemento es parte de la fachada del inmueble, que hace esquina con la calle San Salvador, que en 2013 fue echado abajo también de forma subsidiaria. Tanto este edificio como el que será demolido son propiedad de Masari, según ha podido saber este periódico.