print
 
CANDIDATURAS MUNICIPALES

La concejala zaragozana Teresa Artigas (ZeC) dimite por asuntos personales


Seguirá vinculada al proyecto de Zaragoza en Común



EFE
13/02/2019

ZARAGOZA.- La concejala de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Zaragoza, Teresa Artigas, ha anunciado este miércoles su dimisión por motivos personales, aunque ha manifestado que seguirá vinculada al proyecto de Zaragoza en Común.

En un encuentro con los medios de comunicación en el consistorio, la edil de ZeC, en el cargo desde el 2015, ha explicado que, a pesar de que ya anunció que no volvería a presentarse a los comicios, ha decidido adelantar esta salida de la vida política institucional.

A tres meses de las elecciones municipales, la sustituta será la siguiente persona en la lista de ZeC, Adriana Caridad, quien asumirá las competencias que se determinen desde el Gobierno una vez que la dimisión de Artigas se haga efectiva, en el próximo Pleno del 25 de enero.

"No me voy, doy un paso atrás en la política institucional, pero continúo vinculada en el programa político", ha manifestado la hasta ahora consejera, quien ha estado arropada por el alcalde, Pedro Santisteve, los concejales e integrantes de su grupo municipal y compañeros del área.

De hecho, para ella, Zaragoza en Común continúa siendo la referencia política progresista para la ciudad y la última alternativa real para hacer que la ciudad se desarrolle de manera que las personas y las cuestiones ambientales estén en el centro de la política.

Para Artigas, el paso de ZeC por el Ayuntamiento durante estos cuatro años se ha traducido en "el mejor Gobierno con el mejor alcalde al frente", gracias a un equipo que ha sabido "arremangarse" y "bajar a la realidad", a pesar de los obstáculos, que han afrontado "sin miedo".

"Hemos sabido hacer de la debilidad virtud y aprender de los errores y dificultades para fortalecernos todavía más", ha recapitulado la edil, quien apoyará en la coordinación de la campaña electoral de ZeC y "todo lo que sea necesario para que se revalide esta apuesta".

En su comparecencia, la zaragozana ha enumerado algunas de las "luces" de su mandato, como colocar las cuestiones ambientales como un eje transversal en la política o reducir el tránsito del vehículo privado en el centro de Zaragoza.

"Hemos conseguido ahorrar más de 10 millones de euros en toda la legislatura en la factura eléctrica y estamos dando los primeros pasos para ser compradores directos de nuestra electricidad", ha continuado la consejera.

Ha reconocido que quedan algunos proyectos pendientes, como la compra directa de energía o avanzar en la línea 2 del tranvía y "otras que tengan que venir".

Preguntada por la huelga del autobús urbano, ha reconocido que, aunque "marcó una etapa", ha venido sucedida de tres años de paz social, algo que "no se había visto en toda la historia del servicio de autobús urbano de la ciudad".

"Fuimos capaces de demostrar que se podían resolver los conflictos laborales de otra manera, sin poner dinero público por parte del Ayuntamiento para resolver un conflicto privado. Demostramos en ese momento, aún con la crudeza de esos meses, que abordarlo de otra manera era posible", ha completado.

Después de que la dimisión se haga efectiva en el próximo pleno y tras una serie de trámites con la Junta Electoral Central, Adriana Caridad, a la que Artigas ha descrito como "una joven muy valiente y luchadora", pasará a formar parte del Gobierno de la ciudad, sin que se produzca ninguna reestructuración.

De hecho, Artigas ha mandado un mensaje de tranquilidad, ya que la acción del Gobierno va a continuar de manera normalizada y los proyectos que están en fase de ejecución continuarán con el impulso correspondiente.

Tal y como ha concretado, tras su salida del Gobierno de ZeC, volverá a su plaza de funcionaria en el Gabinete de Educación Ambiental del Ayuntamiento de Zaragoza, donde comenzó a trabajar en 2006.

Artigas ha mostrado su agradecimiento a sus compañeros del Gobierno de Zaragoza, al equipo de profesionales de apoyo, a la organización de ZeC y a los que "desde la crítica constructiva" han trabajado con ellos para hacer que Zaragoza "haya avanzado sustancialmente en estos cuatro años".