print
 
SENDERISMO - P. GUARA: RUTAS POR LA PROVINCIA

Un buen paseo disfrutando del patrimonio del Sobrarbe


El grupo visita castillos, ermitas y lagares rupestres en su recorrido



P. A.
14/02/2019

HUESCA.- Amaneció con buena temperatura la madrugada del pasado domingo para realizar la excursión que esta sección de Peña Guara había previsto para febrero. El recorrido era un poco largo por lo que a las 7:30 horas ya estaban subiendo al autobús los 50 senderistas mientras que nuestro conductor Joaquín ponía en marcha el motor. Pasamos por Colungo y tras subir y bajar el sinuoso puerto de San Caprasio, pasado Bárcabo llegamos al desvío que marcaba la dirección hacia el pequeño caserío de Hospitaled.

Comenzamos la marcha a las 9:30 horas después de echar una mirada a las pocas casas que a lo largo de una única calle componen el lugar, juntamente con la iglesia y la herrería. Tomamos a la entrada una pista marcada como PR 55, que fue el camino que unía Hospitaled con Olsón; para ello hay que cruzar en dos ocasiones el barranco de Sanchils. A unos centenares de metros dejamos a la derecha el desvío a Casas d"a Corona. Seguimos dirección al Castillo.

En una media hora el grupo toma un desvío a la derecha. No tardamos en llegar por senda, bordeando unos campos de labor, a la zona del castillo y lugar de Espluguiello (Esplubiello), situado junto a los barrancos de Masadas y Frontiñán. Un buen sitio para el descanso, tomar el bocadillo y al tiempo conocer parte del patrimonio cultural de la zona. Estamos en un lugar poco conocido, muy interesante. Es un castillo pequeño, levantado en un afloramiento rocoso de piedra arenisca, datado en los siglos XI-XII. Se halla escondido, como si quisiera tapar su situación estratégica, difícil de localizar, arropado entre robles de hermoso porte.

En otro afloramiento rocoso, dominando una hondonada fértil, donde antiguamente existían extensas zonas de viñedos, contemplamos cómo el ser humano cinceló la roca y construyó diversos silos para conservar el cereal y varios lagares para elaborar vino. Hacia oriente quedan los restos de la iglesia, de la que se conservan dos arcos. Curiosamente se desconoce su advocación religiosa pues no hay memoria oral.

Después de esta interesante visita hay que volver a la pista; sin llegar a Hospitaled tomamos un desvío a la derecha que se dirige a Eripol por el PR 54; al poco unas balizas de PR nos desvían a la izquierda para emprender en subida una larga ladera con hermosas vistas de Cotiella y el macizo del Turbón. En esta ocasión no llegaremos a la interesante población de Olsón; pasada una fuente cogemos un desvío a la izquierda que por senda limpiada recientemente lleva a Almazorre pasando por el alto de Eripol (864 metros) desde donde observamos el Tozal del Asba y Peña Surta. El último tramo lo hacemos por carretera para no coincidir en el monte con una batida de caza.

En el barrio alto de la localidad nos espera la amiga Esperanza, que con amabilidad nos abre las puertas de la iglesia, dedicada a San Esteban protomártir. Es una construcción del siglo XII ubicada en lo más alto del pueblo con un buen acceso mediante escaleras de piedra. Hace unos años se llevaron a cabo importantes y afortunadas obras de restauración en la techumbre y en el interior. Como consecuencia de ello aparecieron interesantes pinturas en su cabecera.

Después de dar una vuelta por el exconjuradero bajamos al barrio inferior para tomar el autobús que nos dejará en la puerta del restaurante A"Olla, en Colungo, donde nos espera con un buen menú Dionisio y su equipo. Un buen rato de tertulia y viaje de regreso a Huesca.

La próxima salida de Rutas será el 17 de marzo por el entorno de Graus para conocer historias relacionadas con los templarios.