print
 
LA ENTREVISTA

Emilio Sánchez: "Allí donde la Once me ha destinado, mi familia me ha apoyado"


El director de la organización en la provincia cumple siete meses en su cargo en pleno proceso de renovación de la entidad



J. S.
06/03/2019

HUESCA.- Algo más de siete meses, desde el 16 de julio de 2018, lleva Emilio Sánchez como director de la agencia de la Once en Huesca. Recientemente, ha vivido de lleno el proceso de renovación de la entidad -un cambio del que también forma parte- tras las elecciones internas del pasado diciembre, que llevaron en enero a constituir el consejo general y los consejos territoriales y que han traído a Aragón como delegada a Raquel Pérez y a José Luis Catalán como presidente del consejo regional.

Vientos de cambio con los que hay que seguir luchando, insiste Sánchez, "por el bienestar de las personas que tienen algún tipo de dificultad visual, bien sea ciego total o deficiente", como es además su caso. Ha venido a Huesca desde Jaén y esta es la cuarta vez que dirige una agencia territorial de la organización, tras las de Villamartín (Cádiz), Andújar y Linares (ambas en Jaén). Afirma que su misión es "que cualquier afiliado, esté en el punto de la provincia que esté, tenga el mismo derecho a recibir las prestaciones que reciba aquel que esté más cerca de una agencia como la de Huesca".

Estos siete meses han sido así para él, reconoce, "muy intensos". "Cuando llegas a un sitio nuevo tienes que intentar conocer al máximo a todos los afiliados y en la provincia son 311 dispersos en 71 municipios".

En Huesca, afirma, se siente "encantado". "La gente es muy acogedora, el recibimiento ha sido estupendo, así que tanto en el tema laboral como en el tema personal, estamos muy contentos, tanto mi familia como yo", asegura Sánchez. Tiene así también palabras de agradecimiento para los suyos, "por todo el apoyo que me dan, porque siempre, allí donde la Once me ha destinado, mi familia, incondicionalmente, me ha apoyado y de hecho estamos ya instalados en la capital altoaragonesa.

El cambio desde Andalucía a Huesca no ha sido, explica, tan acusado. "La Once trabaja igual a nivel nacional, son las mismas prestaciones que se dan aquí a los afiliados que en Andalucía, Cataluña o el País Vasco", afirma el director provincial de la organización.

La demanda de servicios, eso sí, puede variar dependiendo de factores como la edad o el entorno geográfico de los afiliados. "Posiblemente, en una capital hay más gente joven afiliada, entonces, se dan prestaciones como, por ejemplo, adaptar puestos de estudio", comenta el directivo de la Once.

"En el ámbito rural, la mayoría de las personas que pierden la vista son mayores, entonces lo que se intenta es que sigan haciendo su vida como la hacían antes", añade Sánchez. Una vez que los afiliados exponen sus necesidades entran en acción los técnicos, trabajadores sociales, psicólogos técnicos, de orientación social o especialistas en nuevas tecnologías. "Nos enseñan a poder valernos por nosotros mismos, como cualquier persona que tenga la vista bien. Tenemos ese apoyo y es gratuito", recalca.