print
 
PRÓXIMO RIVAL

Al Huesca le espera un Getafe que bate récords


El club azulón está protagonizando su mejor temporada en Primera, ocupa plaza "Champions" y brilla por su equilibrio



DAVID RAMIRO
07/03/2019

GETAFE.- El Getafe está protagonizando su mejor temporada en Primera y, disputadas 26 jornadas, ocupa con 42 puntos la cuarta plaza de la clasificación que le daría acceso a disputar la Liga de Campeones por primera vez en su historia.

El primer objetivo de la temporada, la permanencia, ya se da por certificado ydesde las redes sociales del club se anima a "soñar" con regresar a Europa casi nueve años y medio después de disputar el último partido continental frente al Young Boys suizo el 16 de diciembre de 2010.

Al Getafe le quedan siete partidos en casa y cinco fuera en las doce jornadas de Liga que restan para concluir la temporada.

Por el Coliseum pasarán cuatro equipos que pelean por la permanencia como Huesca, Leganés, Girona y Villarreal y tres que ahora mismo son competencia por entrar en Europa como el Athletic Club de Bilbao, Sevilla y Real Madrid.

Como visitante el Getafe tendrá que jugar con el Valencia, Espanyol, Valladolid, Real Sociedad y el líder, el Barcelona.

El Getafe se siente mucho más cómodo en el Coliseum Alfonso Pérez, donde ha sumado 22 puntos de 36 posibles, aunque a domicilio es el equipo que más empata de la categoría -ocho veces-, solo ha sufrido dos derrotas con Real Madrid y Atlético y es el cuarto equipo con mejores números de la categoría solo por detrás de los tres primeros de la tabla.

El director de la nave, José Bordalás, no ha dejado de dar alegrías al club y a la afición desde su llegada el 27 de septiembre de 2016. Cogió a un equipo en Segunda deprimido y en descenso, lo levantó, unos meses después lo ascendió a Primera, lo mantuvo en su regreso a la máxima categoría en un octavo puesto y en esta tercera temporada a los mandos no deja de acumular récords.

El Getafe nunca había estado, a estas alturas de temporada, en puestos de Liga de Campeones, algo que ilusiona a la afición azulona, que ve como el último puesto de acceso a competición europea, el que marca el Valencia como séptimo, está a seis puntos.

Uno de los aspectos que más destacan los equipos rivales de este Getafe es la intensidad que los azulones meten al juego desde el principio hasta el final de los partidos.

La presión sin balón, la disputa de los duelos, el desgaste físico o el control de los tiempos con marcadores a favor son cualidades que el cuadro madrileño ha sabido explotar con la dirección desde el centro del campo del serbio Nemanja Maksimovic y el uruguayo Mauro Arambarri y a la que se incorporó en el mercado de invierno el francés Mathieu Flamini.

El orden defensivo también es una de las señas más identificativas de este Getafe. Es difícil crearle ocasiones y su portero titular en Liga, David Soria, ha recibido 23 goles. Es el segundo menos goleado de Primera solo por detrás de Jan Oblak (Atlético) con 17.

En ataque la pareja formada por Jorge Molina, que lleva diez goles, y Jaime Mata, once, se está mostrando letal. Entre los dos suman 21 de los 34 goles del Getafe, lo que representa casi el setenta por ciento, un registro que les acerca a la dupla que formaron hace años Manu Del Moral y Roberto Soldado, que marcaron en un curso 24 tantos.

Pese a la buena temporada que está realizando el Getafe, el discurso que se sigue mandando desde el vestuario es de prudencia y humildad para afrontar las siguientes jornadas.

"Ni mucho menos vamos a decir que somos candidatos a Europa, no vamos a cambiar el discurso, pero pase lo que pase estamos haciendo una temporada magnífica, debemos ir paso a paso", confesó José Bordalás tras ganar al Betis.