print
 
FÚTBOL - JORNADA 27

Además de la derrota, habrá que ver las consecuencias

Los jugadores del Huesca, expectantes en torno al árbitro, que sigue las indicaciones del VAR en el penalti a Musto.
El "festín" de tarjetas -solo al Huesca- y el penalti a Musto, en el punto de mira



M. A. B.
10/03/2019

HUESCA.- Muchas veces, además de la derrota, hay que ver las consecuencias. Y para el Huesca, muy debilitado de antemano por las bajas, el encuentro de Getafe le deja el lastre de ver cómo pierde a otros dos futbolistas por sanción. Javi Galán y Musto vieron la quinta y la décima amonestación respectivamente. Muy madrugadora y rigurosa, por cierto, la del lateral zurdo azulgrana. Habrá que ver si el Huesca presenta recurso, que será lo más normal. El asunto, no obstante, no pinta muy bien porque en la tarjeta de Ferreiro el árbitro habla de cortar un "ataque prometedor" y en las otras tres pone la famosa coletilla "de forma temeraria".

Por si fuera poco la baja de Miramón, lesionado, en el conjunto oscense Akapo, que ya lleva un tiempo entre algodones, recayó de sus dolencias y ni siquiera entró en la citación final ya que en su lugar lo hizo Uche, que tuvo que desplazarse desde Huesca por la vía rápida.

Total, que el sábado el Huesca afrontó el choque con una defensa de circunstancias. La baja del sancionado Pulido dio paso a Musto para el eje.

Ahora habrá que esperar el discurrir de la semana. Si Miramón se recupera y el alcance de la recaída de Akapo porque los dos pueden ser necesarios para la visita del Alavés en una nueva final para el Huesca.

También sigue la espera con el central, que ya lleva tiempo resistiéndose y del que decían el miércoles que llegaría en el plazo de 48-72 horas.

 

UN ARBITRAJE DE CUIDADO

 

El navarro Prieto Iglesias tuvo un arbitraje de marcado tinte casero. El Huesca "ganó" en las amonestaciones (4-0 y la expulsión de Francisco). El trencilla puso un listón muy alto cuando a los 5 minutos, en una falta sin más, amonestó a Galán y en el 20 a Etxeita. Por si fuera poco, en el descuento fulminó a Francisco, técnico azulgrana, que le reclamaba más tiempo extra por las tres intervenciones del VAR y el tiempo perdido. Además, el Huesca también reclamó un penalti por claro empujón a Musto que el videoarbitraje, de nuevo discutido, no contempló. De hecho, los ex árbitros metidos a comentaristas coincidieron en sus respectivos medios que la falta sobre el argentino es más que evidente. Y lo que no "cuadra" es que ni hubiera revisión ni se sancionara.

El que sí va a ser castigado es Francisco, que ante el Alavés tendrá que buscar ubicación y seguramente se verá obligado a hacer lo mismo en el Santiago Bernabeu porque este tipo de expulsiones suelen acarrear un mínimo de dos partidos. En el acta reflejó el árbitro que lo mandó fuera por "protestar de forma ostensible una de mis decisiones".