print
 
FICHAJES

El Huesca negocia con Las Palmas la incorporación del central Mantovani


La incorporación del jugador, que suplirá a Pablo Insua, se podría cerrar en los próximos días



JAVIER GARCÍA SALVATIERRA
12/03/2019

HUESCA.- Martín Maximiliano Mantovani podría convertirse esta semana en el defensa que se incorpore al Huesca para cubrir la baja por lesión de larga duración de Pablo Insua. El club oscense está negociando con Las Palmas para fichar el argentino, por lo que Francisco Rodríguez tendría a ese central tan deseado para completar la zaga azulgrana. Mantovani, de 34 años (7/7/1984 en San Miguel, Argentina) podría llegar en calidad de cedido estos días. Se trata de un defensa veterano y contundente que en Leganés dejó un gran recuerdo, ya que con los pepineros ascendió de Segunda B a Primera División siendo una de las piezas fundamentales del equipo.

Desde que Insua se lesionara, la entidad azulgrana ha tenido dificultades para encontrar a un sustituto de garantías en el fútbol español, debido a que, con el mercado de fichajes finalizado y las plantillas cerradas, los equipos eran reticentes a la hora de dejar marchar a uno de sus futbolistas.

Tras muchas operaciones sin éxito, parece que la de Mantovani podría llegar a buen puerto y, en caso de confirmarse, el Huesca se llevaría a un jugador con experiencia en Primera División, donde ha estado las dos últimas campañas en el Leganés, y que viene rodado, ya que ha jugado, entre liga y Copa, trece partidos este curso con Las Palmas, ocho de ellos en lo que llevamos de año. De hecho, el último fin de semana, Pepe Mel no convocó al defensor para el partido contra el Deportivo, lo cual puede hacer pensar en su salida del club grancanario.

El central llegó a España en 2006, cuando fichó por el Atlético de Madrid procedente del Kimberley y Cadetes de su país. En el club colchonero militó tres temporadas en el tercer equipo en Tercera División y en la campaña 09/10 subió al filial de Segunda B, con el que disputó siete partidos.

Cumplió los 26 años en verano de 2010 y se fue a la Cultural Leonesa, donde participó en 32 encuentros, todos ellos como titular excepto en uno. Los leoneses se salvaron pero fueron sancionados con un descenso administrativo y Mantovani firmó por el Atlético Baleares (29 partidos, un gol), con el que finalizó primero de su grupo, pero se quedó su ascenso. En la 12/13 se fue al Oviedo. Continuaba en la categoría de bronce del fútbol español y ahí volvió a ser un fijo (35 partidos). De nuevo disputó los play-offs de ascenso a Segunda, pero su equipo cayó en segunda ronda ante el Eibar.

Y entonces llegó al Leganés, donde en cinco años se convirtió en un ídolo de la afición pepinera. En su primera campaña con los madrileños, disputó 34 partidos y anotó dos goles (uno de ellos al Huesca en Butarque) y logró el ascenso a Segunda (con Insua y Miramón como compañeros). En la categoría de plata, en dos temporadas jugó 34 (tres goles) y 38 (dos dianas) partidos respectivamente y en la segunda de ellas, el Leganés ascendió a Primera División por primera vez en su historia. En el año del debut, Mantovani fue una pieza indispensable con 31 partidos y un gol, mientras que la pasada campaña su participación se redujo a 14 encuentros (un tanto).

Este verano se marchó a Las Palmas, donde coincidió con Rivera y donde se había hecho un hueco en el once en las últimas jornadas.