print
 
RIBAGORZA - GANADERÍA

VÍDEO: El nacimiento de un ternero en Villanova llena de ternura las redes sociales


Juan Manuel Lamora asiste a los partos de todas sus vacas para evitar las consecuencias de posibles complicaciones



MYRIAM MARTÍNEZ
13/03/2019

HUESCA.- El nacimiento de cualquier ser vivo siempre provoca una oleada de ternura. Así se demuestra la acogida en las redes sociales de un vídeo en el que se muestra el nacimiento de un ternero en una explotación ganadera de Villanova, en la comarca de la Ribagorza.

Su propietario, Juan Manuel Lamora, que cuenta con otras dos granjas en Sesué, lugar donde reside, y Anciles, comenta que en esta época del año asiste a partos prácticamente todos los días.

El ternero del vídeo, un cruce de las razas Parda y Limousin, nació este lunes por la noche, de un parto que se inició pasadas las doce y que duró aproximadamente hora y media.

 

PUEDES VER EL VÍDEO EN ESTE ENLACE

 

Allí estaba vigilante Juan Manuel, porque prefiere perder las horas de sueño que hagan falta, que dejar solas a su suerte a sus vacas. "Un parto demasiado largo porque el animal viene de culo, por ejemplo, o que se le salga la matriz a la vaca y no se le meta a tiempo puede tener muy malas consecuencias".

Observa que nacen envueltos en una telilla, que norlamente se rompe o lo hace la madre cuando les lame; pero si no es así, pueden morir ahogados, así que es importante estar ahí para realizar esa labor cuando es necesario.

Afirma que el cruce de Parda y Limousin da muy buenos resultados, porque tiene en muy buena consideración a los machos de esta segunda raza. "Cuando nace un ternero con esta mezcla suele ser más listo que cuando es solo de Parda. Generalmente, empiezan a mamar enseguida y, además, tienen los huesos más finos y pasan mejor por el canal del parto de la madre", afirma.

Este miércoles, vaticina el ganadero, volverán a nacer dos o tres terneros. Posiblemente le tocará trasnochar de nuevo, algo a lo que no todo el mundo está dispuesto, pero insiste en que no le importa. "No es por el dinero, aunque también es importante, es porque no me gusta que se mueran las vacas o los terneros en un parto. Este ternero no necesitó ayuda, salió solo, pero no siempre es así. Cuando puedes ayudar o ves que todo está bien, me voy muy satisfecho".