print
 
"DIVORCIO" DE LA UE

El Parlamento echa atrás por tercera vez el "brexit" de May


Reino Unido se aboca a una marcha abrupta el 12 de abril o a otra prórroga



GUILLERMO XIMENIS/ EFE
30/03/2019

LONDRES.- El Parlamento británico tumbó ayer por tercera vez el acuerdo del "brexit", lo que acerca al Reino Unido a una salida abrupta de la UE el 12 de abril o bien a pedir una larga prórroga que le obligaría a participar en las elecciones comunitarias de mayo. La primera ministra, la conservadora Theresa May, perdió la votación por una diferencia de 58 votos, una derrota más suave que las dos anteriores -recibió 230 en contra en enero y 149 hace tres semanas- pero que mantiene bloqueada la ratificación del tratado negociado con Bruselas.

El norirlandés Partido Democrático Unionista (DUP), que considera inaceptable la salvaguarda para evitar una frontera entre las dos Irlandas, mantuvo su oposición al texto, a pesar de que el Gobierno ha trabajado durante semanas para intentar persuadirle.

Tampoco fue determinante el sacrificio que ofreció May al prometer dimitir si el acuerdo era aprobado. Boris Johnson, Dominic Raab y otros euroescépticos que aspiran a suceder a la primera ministra votaron a favor del pacto, a pesar de que lo han criticado con dureza durante meses, pero un núcleo duro de esa facción conservadora no cambió de postura.

La última carta con la que jugaba el Gobierno, convencer a suficientes laboristas rebeldes con la promesa de darles voz en el diseño de la futura relación con la UE, no surtió efecto. Tan solo cinco de ellos se alienearon con May. A pesar de las constantes especulaciones durante las últimas semanas de que la primera ministra está al borde de abandonar Downing Street, la líder conservadora se levantó momentos después de la votación para recalcar que continuará trabajando para lograr un ""brexit" ordenado".

El lunes, los diputados tratarán por segunda vez de consensuar las opciones que le quedan al país. Esta semana, ninguna de las ocho propuestas votadas obtuvo una mayoría.

Con todo, la opción de celebrar un referéndum para confirmar un eventual acuerdo y negociar una unión aduanera con la UE recibieron más respaldos.