print
 
FÚTBOL - TERCERA DIVISIÓN

El Binéfar, sin opciones ante el Deportivo Aragón

Una acción de ataque del Binéfar.
Los celestes fueron superados pese a dejar una buena imagen en Zaragoza



D. A.
15/04/2019

Deportivo Aragón 4

Binéfar 1

RZD Aragón: Paisa, David Vicente, Marcén, Nick, Javi Hernández, Marc Aguado, Carlos Vicente, Álvarez (Subías, minuto 79), Rotellar (Rodrigo Val, minuto 70), Torras (Carrasco, minuto 74) y Júnior.

Binéfar: Nelson (Buba, minuto 86), Genís, Arcas, Kevin, Sanuy, Barrau (Cesc, minuto 60), Pueyo (Soule, minuto 75), Peco, Llopis, Chicho y Fran Suárez.

Goles: 1-0 Minuto 23: Javi Hernández. 2-0 Minuto 45: Carlos Vicente. 3-0 Minuto 56: Torras. 3-1 Minuto 63: Llopis. 4-1 Minuto 68: Rotellar.

Árbitro: Gherghiceanu. Amonestó al local Nick y a los visitantes Arcas, Llopis y Cesc.

Zaragoza.- El Deportivo Aragón se impuso a un Binéfar que pagó caro sus despistes defensivos. Los celestes tuvieron opciones de meterse varias veces en la lucha por los puntos, aunque su fragilidad atrás, no fue perdonada por la contundente pegada de los blanquillos, que empezaron dominando.

Parecía casi imposible que no tardase en llegar el 1-0, y así fue, en un centro de Júnior. Javi Hernández, ganaba la partida a la defensa y de remate con la cabeza, picado, ponía en ventaja a los suyos. Iban a tener los visitantes dos opciones para igualar, primero en un centro de Fran Suárez en el que Llopis no llegó y, sobre todo, en un despeje de Paisa, que sacó de manera impecable el chut de Peco.

Parecía que se llegaría al descanso con la mínima ventaja, pero un fallo garrafal defensivo iba a ser aprovechado por Carlos Vicente, para poner el 2-0.

Ya en el segundo acto siguieron insistiendo los de Javier Garcés, que no se conformaban con lo que tenían. Llopis y Chicho pudieron emparejar las cosas, pero de manera increíble no llegaban a un servicio de Pueyo. El que no perdonaba era el Aragón, y Torras sacudía con fuerza para superar al meta binefarense y hacer el tercero. Siguió creyendo el Binéfar, que merecía una recompensa que vendría en el minuto 63, en un bonito regate del recién entrado Cesc, que sirvió en bandeja a Llopis, que tocó como pudo, y el balón, tras pegar en el poste, entró. Pero los locales hicieron el cuarto poco después para cerrar el partido.