print
 
SEMANA SANTA EN EL ALTO ARAGÓN

La Virgen de la Esperanza procesiona en Barbastro con su nueva saya


12
La Cofradía de Jesús Atado a la Columna recorrió el jueves las calles de la capital del Somontano



NOEMÍ L. LABARA
19/04/2019

BARBASTRO.- Un año más, un buen número de personas arroparon el jueves en las calles de Barbastro las procesiones de Jueves Santo de la Semana Santa barbastrense, declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional.

A medianoche del miércoles salió la procesión de los Siete Dolores, de la Hermandad del Santo Cristo de los Milagros y Nuestra Madre Dolorosa con el paso de Nuestra Señora de los Dolores, al que salió a ver el de La Caída desde el umbral de la catedral. Después, La Dolorosa continuó su penitencia hasta regresar a su iglesia titular, la de los Padres Escolapios, ya de madrugada.

Los romanos de la Cofradía de Nuestra Señora de La Merced cumplieron la tradición y acudieron a la iglesia de las Capuchinas a "prender" a Jesús, acto simbólico con el que comienza la procesión del Prendimiento con su paso titular, el del Prendimiento de Jesús o "El beso de Judas", que este año estrena peana. Escoltado por los romanos, y acompañado por sus penitentes y sección de instrumentos, el paso recorrió las sinuosas calles del Barrio del Entremuro hasta la Catedral.

A la misma hora, comenzó la procesión del Prendimiento de la Cofradía de Jesús Atado a la Columna con sus dos pasos titulares, la talla de Jesús Atado a la Columna, de Francisco Bretón, y la Virgen de la Esperanza. Esta Virgen, incorporada en 2015 a la Semana Santa barbastrense, estrenó saya de terciopelo verde, al igual que el manto, elaborados en un taller sevillano utilizando apliques y pasamanerías de los siglos XVIII y XIX y, además, como un guiño de su modisto, en el "pechero" del corpiño la Virgen lleva una reliquia del Cristo de los Gitanos de Sevilla. Este año la cofradía está de luto por la muerte de su consiliario, don Joaquín Subías, en cuyo recuerdo llevó un lazo negro en su estandarte y las cornetas hicieron ayer el toque de oración en la parada en la que este año tampoco bailaron los pasos.

Si la lluvia no lo impide, este Viernes Santo se celebrarán cuatro procesiones. A las 7 de la mañana, saldrá el vía crucis de la Cofradía del Santo Sepulcro y Nuestra Señora de La Soledad, una procesión que apenas tiene espectadores, porque todos participan en ella. A las 12:30 horas tendrá lugar la procesión de las Siete Palabras, de la Hermandad del Santo Cristo de la Agonía y Nuestra Madre Dolorosa. A las 20 horas comenzará la del Santo Entierro, que este año celebra su 400 aniversario, y que concluirá en la plaza del Mercado, donde tras la oración, los pasos regresarán a sus respectivas sedes en la Procesión del Silencio. Solo quedará el paso de La Soledad, que protagonizará la procesión de La Soledad, hasta la iglesia de San Francisco.