print
 
ALTO ARAGÓN - BALANCE TEMPORADA

Aramón bate récord en febrero y marzo tras un "difícil" arranque de temporada


El grupo aragonés de la nieve cierra la campaña de esquí con un "sabor agridulce"



D. A.
22/04/2019

HUESCA.- El grupo Aramón despidió este domingo la temporada de esquí volviendo a superar, por sexto año consecutivo, el millón de esquiadores en el conjunto de sus estaciones altoaragonesas y turolenses, y presentando los mejores registros históricos de afluencia de esquiadores en los meses de febrero y marzo. Aun así, asegura que la temporada les deja un "sabor agridulce" porque el arranque fue "difícil" y la "anómala meteorología" ha marcado el desarrollo de la campaña de nieve.

Aramón achaca ese "sabor agridulce" a los "periodos duros" del inicio tardío en Formigal-Panticosa y en Teruel, no así en Cerler, que pudo abrir a finales del mes de noviembre, por un lado, y a la buena afluencia de esquiadores durante febrero y marzo, por otro. A juicio del grupo aragonés de la nieve ha habido tres periodos diferentes marcados por el tiempo.

La primera etapa estuvo marcada por un "arranque difícil", excepto para Cerler, que abrió el 30 de noviembre gracias a la nieve que había recibido a lo largo del mes. Sin embargo, Formigal (y la turolense de Valdelinares) no abrió hasta el 26 de diciembre, con pocos kilómetros, pero permitiendo a los aficionados disfrutar del esquí en Navidad. Según Aramón, las inversiones en modernización de las instalaciones, infraestructuras e innivación en los últimos años (23 millones en los últimos cuatros ejercicios) se convirtieron en "grandes aliadas" sobre todo en la primera etapa.

El segundo periodo arrancó con una gran nevada a finales de enero seguida de un anticiclón que se prolongó hasta final de marzo, semanas en las que se registraron datos "muy buenos que consolidan la dinámica de aumento de afluencia observada en el último trienio". En este ciclo, en el que se incluyen los meses de febrero y marzo, el grupo batió todos sus registros históricos a pesar de que la Semana Santa ha quedado fuera.

Y una tercera etapa, la de abril, en la que la nieve volvió a hacer acto de presencia justo antes de una Semana Santa tardía que, "a pesar de que ha estado animada en los valles y pistas, no puede compararse con las de otros años a finales de marzo o principios de abril".

Por ello, Aramón no duda en señalar que cuando las condiciones han sido adecuadas, miles de esquiadores han elegido las estaciones del valle de Tena, del de Benasque y de Teruel.

Junto a la práctica estrictamente deportiva que ofrecen sus centros invernales, Aramón ha apostado por un modelo de negocio diversificado "en el que ha construido un conjunto de experiencias dirigidas a todos los públicos que hacen que sea uno de los destinos preferidos y que, incluso en temporadas en las que las condiciones atmosféricas no son tan buenas como se desea, da a sus destinos estabilidad y fortaleza". En este sentido, recuerda que según los últimos estudios -como el realizado por Esade- cada euro de forfait genera 12 en su entorno.

El grupo aragonés explica que en este modelo que impulsa, el deporte y el ocio van de la mano. Prueba de ello son los más de cien eventos organizados esta temporada en las estaciones y la posibilidad de elegir entre experiencias tanto en las pistas como fuera de ellas -como por ejemplo Marchica, que esta temporada ha celebrado su décimo aniversario-, que "han convertido un año más las estaciones en un destino único, que marca tendencia".

Los aficionados han disfrutado del après-ski y de algunas de las experiencias más exclusivas como abrir huella a primera hora, tomar una copa de champán en pistas mientras el sol se esconde tras los "tresmiles" de Cerler, cenar a 2.000 metros de altitud en una cabaña, realizar un descenso de antorchas o uno con antiguos trineos de madera, o llevar a cabo la actividad de Las Mugas de Formigal. Otros muchos visitantes se han acercado para tener un primer contacto con la nieve.

Estas actividades y experiencias son algunos de los productos que ofrece Viajes Aramón. La agencia oficial del grupo, que solo comercializa hoteles y actividades generadas en las zonas donde están los centros invernales, supera un año más las contrataciones generadas y convierte estas estaciones en un destino muy atractivo.

"Un modelo y estrategia de negocio -añaden desde Aramón- acompañados de una gran inversión en los últimos años que gracias a los resultados obtenidos en el último lustro han permitido amortizar gran parte de las inversiones y obtener la pasada campaña, por primera vez en su historia, beneficios manteniendo un 25 por ciento de la cuota de mercado nacional".