print
 
CICLISMO

Dominio oscense en el Trofeo San Jorge


1234
Triplete de Utrilla, Barquero y Zaera (Aldia-Vive) en la prueba masculina cadete



D. A.
24/04/2019

HUESCA.- Los corredores locales del Grupo Aldia-Vive Huesca dominaron el XXXIV Trofeo San Jorge de categoría cadete, disputado este martes en Huesca y organizado por la Peña Cicloturista Oscense.

El vencedor fue Daniel Utrilla, seguido por sus compañeros Hugo Barquero y Jorge Zaera.

A las 12 horas dio comienzo la prueba, que contó con la participación de treinta y siete corredores llegados desde Aragón y desde Navarra y Cataluña. Compitieron ciclicsta del Grupo Aldia-Vive Huesca, C.C. Turiaso, Quesos Albeniz, Rio Miera-Meruelo, El Olivar E.M., Hotel Tres Anclas-ULB y Ecotisa-Goerna-Monaj-IDC.

Los jóvenes ciclistas ofrecieron un gran espectáculo desde las primeras vueltas. El corredor del equipo local Daniel Utrilla ponía toda la carne en el asador, rodando escapado en solitario durante siete vueltas hasta que fue absorbido por el pelotón perseguidor. Durante unas vueltas rodaron todos juntos hasta que Utrilla abría otra vez un pequeño hueco respecto al grupo. Se le unió su compañero Hugo Barquero y con un gran entendimiento el dúo local consiguió aumentar el hueco y pudo disfrutar de la victoria, entrando ambos de la mano y siendo el triunfo, muy merecido, para Utrilla y el segundo puesto para Barquero. Por detrás llegaba el pelotón, en el cual, tras un poderoso esprint, Javier Zaera se hacía con el tercer puesto para cerrar un triplete local.

En féminas la primera clasificada fue Catalina Agustín del Ecotisa Goerna Monaj y segunda y tercera, ambas del Rio Miera-Meruelo, Julia Redondo y Carolina Arregui.

El primer clasificado local fue Ramiro Uriol y el primer provincial, Adrian Villacampa, ambos del Grupo Aldia-Vive Huesca. La clasificación por equipos se la llevó también el Grupo Aldia-Vive Huesca.

Antes de la prueba cadetes, el Club Ciclista Oscense organizó las pruebas para escuelas. La mañana estuvo gris e inestable, pero los jóvenes corredores demostraron muchas ganas.

Se arrancó con una prueba de habilidad que los jóvenes ciclistas debían completar en el menor tiempo posible y sin cometer ningún fallo, puesto que éstos penalizan con 5 segundos.

Tras ello, se pasó a las pruebas en línea, que tendrían como punto de salida y llegada la sede de Neumáticos Huesca. Cada categorías realizó su carrera con su distancia adaptada, todas por la avenida principal del polígono Sepes, por la Ronda de la Industria. El cómputo de los puntos de ambas pruebas decidió la clasificación final.