print
 
LA CHISPA

Los excrementos de pingüinos y focas enriquecen el suelo antártico





EFE
10/05/2019

Científicos han descubierto que, en la desolada península antártica, las excreciones ricas en nitrógeno de las colonias de pingüinos y focas enriquecen el suelo tan bien que ayudan a crear zonas críticas de biodiversidad en toda la región. Su trabajo, que se publicó ayer en la revista "Current Biology", encuentra que la influencia de este excremento puede extenderse más de 1.000 metros más allá de la colonia. "Lo que vemos es que la caca producida por las focas y los pingüinos se evapora en parte como amoniaco -describe Stef Bokhorst, investigador del Departamento de Ciencias Ecológicas de "Vrije Universiteit Amsterdam"-. Luego, el viento recoge el amoniaco y lo arrastra hacia el interior, y este se abre camino en el suelo y proporciona el nitrógeno que los productores primarios necesitan para sobrevivir en este paisaje".