print
 
TEATRO

Rafa Maza: "Tenemos que vivir el presente con una carcajada"


El actor oscense estrena este viernes en el Olimpia la nueva aventura de Fabiolo



S. D.
17/05/2019

HUESCA.- Pelo engominado a prueba de huracanes, más dinero que neuronas y un "qué pavo" saliendo dos de cada tres veces de su boca. No cabe duda, se trata de Fabiolo, el personaje creado por el actor oscense Rafa Maza en las calles de Madrid en 2013, y que este viernes vuelve a casa para estrenar, a las 20:30 horas, en el Teatro Olimpia, su nueva aventura Fabiolo Connection: Match to the future, en la que como el mismo explica, hace el viaje contrario a los Reyes Magos, de Huesca a Oriente.

En las arenas ardientes del desierto y en la lujosa jaima del emir, nuestro pijo preferido descubrirá el sentido de la vida y de las prospecciones petrolíferas en boca de sultanes, califas, jeques, bereberes, sátrapas, imanes, chambelanes, pachás, reyes eméritos o conocidas estrellas del mundo de la cultura y el espectáculo en un ambiente de mil y una noches.

En medio de esta atmósfera arenosa de sensualidad y deleite, Fabiolo descifrará el futuro que nos aguarda, además de hacer su consabido repaso a la más candente actualidad con el estilo fresco e irreverente al que tiene acostumbrado al público. Para ello este héroe de la raqueta contará, a parte de su revés y de su Visa de diamantes, con un poderoso aliado tecnológico, regalo del jeque: unas gafas de realidad virtual "fabiolosas". Porque Fabiolo quiere enseñar a los oscenses que hay dos visiones de la vida: una ordinaria y vulgar, y otra más cool y pija.

"El personaje va a sorprender. Es otra aventura, como Asterix y Obelix. El primer Fabiolo que vino a Huesca daba consejos para salir de la crisis, y en esta ocasión los da para afrontar el futuro. Ahora está de moda hablar de la tecnología, los avances científicos..., algo que nos ilusiona, pero también nos da miedo, y Fabiolo plantea esas dos miradas", cuenta Rafa Maza, que se sube al escenario con unas gafas de realidad virtual porque "él dice que se puede estar en dos sitios a la vez, ya que nos toca vivir la doble realidad: la triste de algunos que vayan al teatro, y la virtual".

Sin perder el tono surrealista, los personajes que aparecen en este espectáculo de Rafa Maza y las opiniones alocadas que tiene Fabiolo desde su punto de vista pijo o superficial, sonuna invitación a pasar un buen rato acompañando a Fabiolo "en un viaje a Oriente en busca de la ilusión del futuro, que en su caso es conocer a un jeque", avanza Rafa Maza, que está muy contento de estrenar en Huesca este montaje.

No oculta, que jugar en casa supone un reto mayor, aunque también confiesa que para él es "como repostar. Actuar en Huesca para mí es llenarme de energía, de fuerza para seguir en este oficio tan bonito y tan duro a la vez, sobre todo cuando haces este tipo de espectáculos en los que estás solo en el escenario, y una responsabilidad triple y cuádruple cuando lo haces en casa".

Fabiolo es un bufón que trata de decir verdades a través del juego y de la risa y de hacer reflexionar. Como apunta Rafa Maza, es "un bufón pijo que acaba metiéndose en lo profundo desde lo superficial", y que ha ido evolucionando desde 2013, "pasando de salas pequeñas a grandes, viajando por toda España y sorprendiéndome por cómo gusta este personaje. Todos se ríen con Fabiolo y a mí, personalmente, me está dando muchas alegrías. El humor es universal, y el surrealismo de Fabiolo llega a todos".

Solo Fabiolo Glam Slam ha estado girando durante casi siete años, en los que se ha ido perfeccionando por el contacto con el público, en Fabiolo Connection: Match to the future son gags nuevos, "que tienen que ir creciendo, y siempre te queda ese pánico a que la gente se siga riendo y le guste igual o más que el primer Fabiolo".

Rafa Maza invita a los oscenses que quieran "un futuro cargado de ilusión", a pasar por el Teatro Olimpia "a ver que consejos les va a dar Fabiolo de cara a ese futuro, sin olvidar que tenemos que vivir el presente con una carcajada, con muchas risas, que tienen que ser la ilusión para continuar hacia adelante".

"Para mí, la mayor satisfacción es ver que la gente me da las gracias por hacerles reír", algo que espera conseguir, de nuevo, en Huesca.