print
 
ENTRENADOR

Francisco: "Queremos ganar y acabar con un buen sabor de boca"


El técnico anhela un triunfo para brindárselo a la afición y no acabar últimos



J. G. S.
17/05/2019

HUESCA.- El Huesca cierra la temporada recibiendo este sábado al Leganés y Francisco Rodríguez quiere despedirse con un triunfo con el que dar una alegría a la afición y así tener la posibilidad de no acabar en el farolillo rojo. Así lo ha expresado el técnico en rueda de prensa, en la que ha prometido batalla durante los noventa minutos.

“Cuando nos metamos en la pelea mañana querremos ganar y despedirnos con buen sabor de nuestra gente, me hace mucha ilusión conseguir una victoria porque parece que no hay nada en juego pero nos gustaría no quedar últimos y para eso hay que ganar”.

“Mañana para ganar vamos a poner a los que entendemos que están mejor preparados para enfrentarnos al Leganés, que es un muy buen equipo, entre otras cosas porque queremos dedicarle la victoria y porque no queremos ser últimos”, ha explicado el almeriense. “Para el club también es importante porque tiene su recompensa en lo económico de cara al año que viene, así que tendremos que hacer un gran esfuerzo”, ha agregado.

En su última comparecencia ante los medios previa a un partido este curso, el entrenador azulgrana ha manifestado su satisfacción por el compromiso de los jugadores durante su estancia. “El de hoy, el último de la temporada, ha sido un entrenamiento fantástico y me he querido despedir de ellos agradeciéndoles el comportamiento que han tenido, porque, pese a la situación crítica, no ha habido ninguna bronca en ningún entrenamiento. Han tenido un comportamiento ejemplar en el vestuario y no es fácil mantener eso, ellos han tenido un respeto enorme por este club, por mantener los valores que representan al Huesca y es muy importante reflejar eso aún estando todos jodidos por haber descendido, que nos duele muchísimo”.

Francisco ha reconocido que guardará muy buen recuerdo tanto del club como de la ciudad de Huesca. “Echaré de menos muchas cosas. Huesca es una ciudad parecida a la mía, Almería, sin playa, y me he sentido como en casa, y eso una persona que está fuera de su hogar lo agradece. Y luego el día a día con el personal del club, porque están siempre detrás de ti y eso se agradece mucho. Echaré de menos el club y la ciudad, no solamente yo, sino mi cuerpo técnico, que ha vivido las mismas situaciones que yo todo el año”.

Al entrenador del conjunto oscense le ha quedado la sensación amarga de no haber llegado con opciones de permanencia a este último encuentro y eso lo achaca a no haber rematado algunos partidos. “Hemos tenido una serie en la que no conocimos la derrota en seis partidos, pero nos faltó alguna victoria porque fueron cinco empates, con un par más seguramente estaríamos cerca de eso. Los rivales también han apretado en este tramo final y han sacado resultados que nosotros no, hemos sido regulares en la segunda vuelta pero nos ha faltado eso que te haga competir”, ha señalado el andaluz, que ve que se ha hecho mejor técnico en su etapa en el Huesca.

“Las dificultades te hacen crecer, no sólo en el fútbol sino en la vida, y yo me voy como mejor entrenador. He aprendido muchísimo, seguiré aprendiendo y para nuevos retos me ayudará a elegir mejor de lo que he hecho”, ha indicado Francisco, que ha reconocido que “a todo entrenador le gusta ser de Primera, ya que solo hay veinte en España”. “Y para eso voy a seguir formándome, pero estando dos años en Primera División como entrenador, teniendo la permanencia y sin estar en descenso me echaron y me costó dos años encontrar equipo, así que ahora he tomado esta decisión y me puede pasar lo mismo. Pero voy a seguir creyendo en que me va a llegar y conseguir el objetivo que se me proponga, que es lo que no he conseguido hacer aquí con todo el dolor”.