print
 
II SPAIN CLASSIC RALLY

Aínsa, meta de la tercera etapa del II Spain Classic Rally


La prueba salió el 18 de mayo de Oviedo y llegará a Madrid el próximo sábado 25



20/05/2019

HUESCA.- Más de 3.000 kilómetros de apasionantes carreteras harán las delicias de los equipos participantes en la segunda edición del Spain Classic Rally, la mayor prueba de regularidad sobre asfalto de Europa para coches clásicos.

 

MIRA AQUÍ UN VÍDEO DE ESTE EVENTO

 

El cuadrante nororiental de la península es la zona elegida para el desarrollo del II Spain Classic Rally. Tras el éxito de la primera edición, el Spain Classic Rally vuelve al ataque del 18 al 25 de mayo, ocho etapas para disfrutar no sólo de carreteras espectaculares con tramos míticos de rallys, también de los paisajes y gastronomía que ofrecen las localidades por las que discurre.

Los aficionados podrán ver de cerca los coches de los equipos participantes en dos puntos de esta etapa. Este lunes se ha hecho un reagrupamiento en la Plaza de Navarra de Huesca sobre las 13:45 horas y también ha sido posible disfrutar del espectáculo de los coches clásicos en el parque cerrado de la meta de la tercera etapa, este lunes 20 de mayo desde las 17:45 h en el Castillo de Aínsa.

El rally de regularidad para coches clásicos más largo de Europa cuenta con una variada inscripción, con llamativos modelos como los Porsche 911, 964 y 944, Toyota Celica o Renault Fuego, junto con modelos más entrañables como el Volkswagen Escarabajo, Renault 5 o Ford Fiesta.

El banderazo de salida se dió el sábado 18 de mayo en Oviedo. Desde allí la caravana de coches clásicos puso rumbo hacia el Puerto de Llanes, donde se realizaró una parada para reponer fuerzas y proseguir por la tarde hacia Santander, donde finalizó la primera etapa.

Tras esta toma de contacto, la segunda etapa contó con parada para comer en Oñate y meta en Pamplona, desde donde el rally hace paradas en Huesca, Tossa de Mar tras recorrer tramos míticos del Mundial de Rallys, Salou por tramos del Rally Costa Daurada, Teruel, Cuenca y, finalmente, llegarán el sábado 25 de mayo a Madrid, donde se celebrará la entrega de trofeos y cena de despedida.

Los participantes pueden disfrutar al máximo de la conducción de estos coches clásicos y también del lado más turístico de esta prueba.