print
 
BALONMANO - Liga Asobal

Despedida agridulce de la temporada de Bada Huesca


El equipo, en medio de un gran ambiente, cayó ante el Barcelona por un contundente 27-47



ALFONSO HERRÁN
25/05/2019

HUESCA.- Bada Huesca ha cerrado este sábado la temporada 2019-2020 con notas positivas y negativas. Lo positivo, la gran aflucencia de público y el ambiente que se ha vivido en el Palacio, con muchos niños sobre todo. Ha sido un día con ese toque emotivo ya que el equipo cerraba la temporada y despedía a cuatro jugadores: Zungri, Bonanno, Carró y Félez, que no seguirán el próximo año. Los cuatro han tenido su momento a cinco minutos del final cuando el equipo ha pedido un tiempo muerto en el que salieron al centro de la pista a saludar.

En lo deportivo, se notó sobre la pista que un equipo, el Barcelona, está en un momento álgido de la temporada, ya que la semana próxima disputa en Colonia la Final Four de la Liga de Campeones. El otro, Bada Huesca, cerraba una temporada que se le ha hecho larga, sobre todo por culpa de las lesiones, y que no se jugaba nada en el envite.

Los de Nolasco han aguantado el tipo hasta mediada la primera mitad, pero a partir de ahí el Barcelona ha sacado el rodillo de su poderío físico, la profundidad de banquillo y la calidad ofensiva que tiene. Un parcial de 1-7 ha empezado a sentenciar el choque, y a diez minutos del descanso Nolasco ha pedido su primer tiempo para tratar de frenar la sangría con un 8-15.

Las cosas se han equilibrado un tanto, y aunque el Barcelona ha seguido a un ritmo infernal Bada ha puesto notas de calidad, buenos goles y la oportunidad de jugar a todos, incluídos los canteranos Malo, Broto y Calvo.

En la segunda mitad el Barcelona no ha bajado el pistón, y Bada Huesca ha comenzado a acusar el esfuerzo y ha bajado un tanto los brazos, ante un grada que celebraba cada gol local por todo lo alto. La diferencia se ha ido pronto a los diez tantos, y a partir de ahí el partido se ha terminado de desequilibrar, con un equipo visitante que no ha perdonado ni un ápice, como un martillo pilón, y un Bada que ha ido a menos, cometiendo muchos errores en ataque, para que la ventaja adquiriera ya tintes demasiado apabullantes.

Al final el resultado ha sido un poco lo de menos, pero los veinte tantos de ventaja del Barcelona han dejado ese regusto amargo. Al final los dos equipos, en el centro de la pista, han firmado autógrafos en una fiesta del balonmano multitudinaria y de hermandad.