print
 
FÚTBOL - AMAÑOS POR APUESTAS

La RFEF se persona como acusación particular en la operación 'Oikos'


Consideran que "la limpieza y las conductas ejemplares deben prevalecer siempre en el fútbol español"



EFE
29/05/2019

MADRID.- La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) anunció este miércoles que se personará como acusación particular en el caso de los amaños de los partidos dentro de la operación 'Oikos' que desarrolla el juzgado de instrucción número 5 de Huesca y el Cuerpo Nacional de Policía, al considerar que "la limpieza y las conductas ejemplares deben prevalecer siempre en el fútbol español y se deben garantizar las mismas".

La RFEF recordó que cuenta con una Vicepresidencia y un Departamento de Integridad, liderados respectivamente por Ana Muñoz y Alfredo Lorenzo y creados con el acceso a la presidencia de Luis Rubiales, cuya misión es velar por este aspecto y que "desde su inicio ha comenzado a aplicar de manera estricta e inmediata el código disciplinario que existe ante los indicios sobre conductas poco ejemplares".

El ente federativo apuntó, en relación al partido entre el Huesca y el Nàstic de la temporada 2017-18, que está confirmado como uno de los investigados, que "se puso en marcha de manera inmediata este procedimiento hace ya más de un año" y que "recibió sendos informes de la UEFA el 28 y el 29 de mayo sobre la situación anormal de las apuestas monitorizadas en este partido", una situación que "se puso en conocimiento del Comité de Competición de la RFEF el día 29 de mayo".

Este organismo acordó el 30 de mayo abrir "un expediente disciplinario extraordinario por la posible comisión de una o más infracciones de las normas deportivas generales" y el 31 "se elevó la propuesta del instructor de suspender el procedimiento al entender que existían indicios suficientes para trasladar estos hechos al Ministerio Fiscal, ya que podían ser constitutivos de delito o falta penal".

"Tras analizar esta propuesta, el día 1 de junio se acordó suspender el procedimiento disciplinario incoado por el Comité y se trasladó a la Fiscalía General del Estado", añadió la RFEF, que insistió en que en cuanto tiene "conocimiento de conductas que pudieran ser irregulares" lo traslada a Competición.

"Este órgano abre entonces expediente y, en el supuesto de que los hechos pudieran ser constitutivos de falta o delito, se suspende el procedimiento disciplinario y se traslada de inmediato a la Fiscalía. El procedimiento disciplinario suspendido se reanuda siempre a la vista de los hechos constatados en el procedimiento penal correspondiente", sentenció.