print
 
ECOS

José Luis Paricio, una vida en Binéfar


Durante toda su vida ha sido un contador de cosas



J. N. C.
01/06/2019

Nos cuenta José Luis Paricio que su vida "ha estado ligada a Binéfar y a ser contador de cosas. Desde pequeño en casa con una vieja máquina de escribir, a los diez años ya en un folio editaba un diario con las noticias de la familia".

Su infancia, en la Plaza San Quilez, con partidos de fútbol y juegos de calle. "Escucho la voz de mi abuela Marieta que me llamaba para merendar". Una etapa llena de felicidad, y después a estudiar a Lérida, y "me costó mucho adaptarme".

Pero Binéfar, "mi paraíso", siempre estaba allí, con sus amigos Manolo, Daniel.. Juntos esperaban el verano para ir a la piscina, jugar a fútbol y esperar las fiestas, "que eran como la válvula de escape, de niño con las atracciones, de adolescente con las peñas". Y precisamente de fiestas y fútbol fueron las primeras crónicas que, con 16 años, envió a este Diario.

Sigue recordando: "Me enamoré de Anabel con diecisiete años y esa relación terminó en matrimonio. Nació Radio Binéfar, y lo que era una vocación terminó en profesión". Y nació Miguel, "mi hijo, y te das cuenta que es la persona que más quiero y la más importante en mi vida".

La vida que "te envía dolor, la pérdida en corto plazo de los padres, pero también alegrías", y recuerda que en Binéfar ha presidido la peña del Barça, ha estado en la fundación de la Cofradia del Cristo Joven, ha tenido la oportunidad de ser co-autor de dos libros...

Rememora con amargura la muerte, hace seis años, de su hermano Joaquín, "que era hermano, amigo, padre, confidente".

Acabó su vida en la radio y al poco de iniciar un proyecto, "un tumor en la columna cambio mi vida: tuve que dejar un oficio que amo, el de comunicar y contar cosas".

En ese camino ha comprobado José Luis "que Paco y Pilar es la familia que está al lado cuando estás en el pozo de tu vida", y conviviendo con el dolor y la rehabilitación, "he conocido profesionales de la sanidad pública, que me han enseñado a valorar la vida y disfrutarla y a pensar en positivo". Y ahí está, "cuidando mi salud, disfrutando de las cosas sencillas, intentando dibujar siempre una sonrisa, y valorando que solo por hoy soy feliz".

Por cierto -aclara antes de despedirnos- "en Binéfar, no preguntéis por José Luis, los amigos me llaman Parro y mucha gente Paricio-el periodista".