print
 
DÍA DE LAS FUERZAS ARMADAS

El rey muestra su gratitud a los 186 militares caídos por la paz


Felipe VI presidió en Sevilla el acto central que se celebró bajo el lema "30 años defendiendo la paz en el mundo"



EFE
02/06/2019

SEVILLA.- El rey Felipe VI mostró el sábado su gratitud y afecto a los 186 militares españoles fallecidos en las misiones internacionales de paz en el Día de las Fuerzas Armadas en Sevilla, una celebración a la que fueron invitadas sus familias por primera vez.

Decenas de miles de sevillanos, visitantes y turistas desbordaron las aceras de la Avenida de Colón desde primeras horas de la mañana, agitando sus banderitas españolas a la espera de que comenzara el desfile, acto central del Día de las Fuerzas Armadas, que se celebra por segunda vez en la capital hispalense.

A las 12.00 horas, los reyes Felipe y Letizia llegaron a la tribuna real, situada frente a la Plaza de La Maestranza, donde les esperaban las autoridades encabezadas por los ministros en funciones de Defensa y Exteriores, Margarita Robles y Josep Borrell, y el jefe del Estado Mayor de la Defensa, general Fernando Alejandre.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, y el alcalde de Sevilla en funciones, Juan Espadas, también han acompañado a los reyes en la tribuna.

El Día de las Fuerzas Armadas se celebró este año bajo el lema "30 años defendiendo la paz en el mundo" para celebrar la labor de los militares y guardias civiles en misiones de la Otan, la ONU y la Unión Europea.

Así, tras el izado de la bandera, tuvo lugar un homenaje especial a los 186 españoles fallecidos en misiones en el exterior.

Tras el homenaje, la Patrulla Acrobática Águila hizo una pasada sobre la tribuna dejando una estela con los colores de la bandera, con lo que comenzó el desfile aéreo y terrestre en el que participaron más de 2.600 efectivos, 177 vehículos, 49 aviones, 36 helicópteros y 34 motos.

En el desfile aéreo tomaron parte, entre otros, los "Eurofighter", F-5 y F-18, así como polimotores "Hércules" de reaprovisionamiento en vuelo; los P-3 "Orión" de la patrulla antisubmarina y los CL-215 apagafuegos.

Tras el desfile, tuvo lugar el brindis de don Felipe, ante los invitados, incluidos los familiares de los militares fallecidos "por España y por la paz en el mundo", el rey expresó su "gratitud y admiración" por estos hombres y mujeres "cuya vocación era servir asumiendo el máximo riesgo" y a cuyos familiares ha expresado su "afecto, gratitud y emoción".