print
 
SEMANA DE LA ONCE

La sociedad es diversa y hay que diseñar para todos


12
La Once estrena su semana en Huesca con una jornada de debate



S. D.
04/06/2019

HUESCA.- La sociedad es diversa, hay personas con distintas capacidades y hay que diseñar para todos. Esa es la conclusión principal de la jornada Diseñando ciudades y pueblos para todas las personas organizada por Fundación Once en colaboración con la Fundación ACS, el Ayuntamiento oscense y el Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos, con el fin de promover un debate sobre accesibilidad y urbanismo, que abrió los actos de la Semana de la Once en Huesca.

Antonio Sanclemente, concejal en funciones de Relaciones Institucionales, y José Luis Catalán, presidente del Consejo Territorial Once Aragón, inauguraron esta sesión en la que participó Carmen Fernández, arquitecto técnico de la dirección de Accesibilidad Universal e Innovación de la Fundación Once.

El objetivo de la jornada, que se celebró en el Centro Ibercaja, era que técnicos municipales y personal especializado debatieran sobre accesibilidad universal y diseño para todos a la hora de crear entornos y servicios urbanísticos y de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

En esta línea, el foro sirvió también para ayudar a difundir buenas prácticas desarrolladas en el urbanismo, la edificación, la movilidad y los servicios públicos en general en ciudades y pueblos. Asimismo, se propuso conocer el porqué y para qué de algunos de los criterios técnicos más usuales que la normativa no explica, con la finalidad de tener la oportunidad de pensar en alternativas cuando estos no puedan aplicarse de forma directa.

Para debatir sobre estas cuestiones, el encuentro incluyó mesas redondas que abordaron aspectos tales como la accesibilidad en el ámbito residencial o la comunicación sensorial y cognitiva, en las que intervinieron arquitectos, abogados y representantes del movimiento asociativo de personas con discapacidad.

Carmen Fernández fue la encargada de abrir la jornada con una ponencia en la que se refirió al cambio de actitud. "Las principales barreras no son solo las físicas sino las sociales que tenemos las personas en nuestro interior, algo que debemos cambiar porque la accesibilidad es fundamental para un 10 por ciento de la población, que son las personas que tienen reconocida su discapacidad por el Imserso, necesaria para un 40 %, donde se incluye a las personas mayores, embarazadas, quienes han tenido una fractura o los que se desplazan con ruedas, y para el resto de la sociedad es una situación de comodidad, de confort".

En cuanto a las mesas redondas, se habló de Cómo gestionar la accesibilidad en las comunidades de propietarios, con la participación del colegio de Administradores de Fincas, el de Arquitectos Técnicos, y representantes de asociaciones de barrios, que comentaron las dificultades que se encuentran los vecinos que no saben si tienen derecho a que se hagan obras en sus comunidades, quién las tiene que pagar o dónde se deben plantear.

La Gestión de la accesibilidad en el urbanismo la trataron un representante de la Once, que explicó cómo deambulan las personas invidentes por la ciudad y la problemática de los patinetes, las terrazas o que no se respeten las aceras y aparquen vehículos, obstáculos importantes para las personas ciegas o con resto visual.

La otra cara de la moneda corrió a cargo de los arquitectos, que destacaron los beneficios de la accesibilidad universal y cómo hay que diseñar pensando en todos.

La Comunicación sensorial y cognitiva se abordó en otra mesa redonda, en la que participaron representantes de las asociaciones de personas con discapacidad, cerrando la jornada una de Buenas prácticas, en que se presentó el programa que se ha llevado a cabo en Jaca para hacer los locales comerciales accesibles, la partida que destina el Ayuntamiento de Huesca para obras de accesibilidad, donde solo quedan 50 pasos de peatones por rebajar, y los senderos accesibles para hacer turismo por la provincia.

Los actos continúan este martes en la plaza San Antonio, donde de 10 a 13 horas se podrá participar en un circuito de movilidad para comprobar qué siente una persona ciega al enfrentarse a las barreras arquitectónicas. Esta actividad se repetirá el miércoles.