print
 
FERIA DEL LIBRO

Javier Arruga presenta un recorrido emocional por Teruel en su nueva obra


El autor cierra con su último libro una trilogía que comenzó en 2010



A.E.
07/06/2019

HUESCA.- El libro Montes Universales, gentes universales finaliza una trilogía aragonesa que comenzó en 2010 y que completan otros dos títulos: En el país de los cucutes. Un viaje a pie por los Monegros y Primavera en la Guarguera. Un viaje a pie por el Pirineo aniquilado. Se trata de tres libros en los que su autor, Javier Arruga, cierra sus caminatas por las tres provincias, donde elige siempre zonas que tengan una especial personalidad, y que por lo general no son muy conocidas pero que, a su vez, "representan un aspecto de la provincia de los que a mí me apetecía hablar o tocar", subraya el autor.

Concretamente, este último libro refleja un viaje por la provincia turolense que parte de la zona donde se encuentran las localidades de Libros y Bronchales y se encamina hacia la comarca del Jiloca, hasta las minas de Ojos Negros, donde finaliza el viaje. Por otra parte, Arruga también explica que le apetecía mucho hablar del Matarraña y "de la arquitectura de piedra seca de la Iglesuela del Cid".

Todo este trayecto lo realizó a pie, salvo algunas partes en coche. Con respecto a los Montes Universales, se refiere a ellos como "un lugar y un nombre maravilloso", además detalla que la razón del libro es que este nombre "se me impuso y me dije: voy a hablar de esta zona. De una manera mágica, me aparecía en la mente y esto era un poco de lo que quería hablar", detalla Javier Arruga.

En la segunda parte del título, "personas universales", subyace la filosofía que encierra el libro. "Después de andar por toda la comunidad, me preguntaba qué es Aragón, qué nos define a los aragoneses, qué nos une y tenemos en común.", detalla Arruga, quien finalmente llegó a la conclusión de que el hombre es una especie universal, y "es la misma donde quiera que viva en cualquier lugar del Globo".

Montes Universales, gentes universales, según lo describe el propio autor, "es un recorrido emocional por un lugar". Enmarcado dentro de la literatura de viajes y con rasgos de la novela intimista, el libro explora esta zona, a la cual Arruga describe de manera muy positiva. "Teruel me ha fascinado porque es una provincia con una riqueza geológica y paisajística extraordinaria".

A su vez, el libro está constituido por cuatro partes, que del mismo modo están relacionadas entre ellas. Por un lado, Arruga hace referencia al paisaje y al paisanaje de las zonas turolenses por las que discurre el viaje. Por otra parte, la obra refleja la interacción del escritor, que a su vez es el individuo que camina, con estos dos aspectos. Todo ello genera la cuarta parte del libro, donde se reflejan las sensaciones que tienen lugar en la mente del escritor a lo largo de todos esos encuentros.

El autor, licenciado en Filología y Antropología y profesor de Secundaria en un instituto de Zaragoza, explica que con Montes Universales, gentes universales pone fin a su trilogía aragonesa, pero, según afirma, "tal vez siga andando en el futuro, porque soy montañero caminante y la fórmula del viajar y escribir me fascina. Esta trilogía me fascina pero me da una pena enorme que se acabe", concluye.