print
 
POLÍTICA MUNICIPAL

Luis Felipe vuelve a pedir a Cs una reunión tras la alianza PSOE-PAR en Aragón


El acuerdo cierra las posibilidades a la derecha y podría influir en Huesca



E. PUÉRTOLAS / O. ISARRE
08/06/2019

HUESCA.- El acuerdo alcanzado este viernes entre el PSOE y el PAR para gobernar Aragón cierra cualquier posibilidad de que exista un gobierno de centroderecha. Por ello, "vuelvo a reiterarle a Ciudadanos que sería bueno sentarnos a hablar del gobierno de la ciudad", ha apuntado este viernes el candidato socialista, Luis Felipe, quien cree que este nuevo escenario también podría influir en la capital oscense. A su juicio, la formación naranja debe reconsiderar la situación que tenía hasta ayer "porque ha cambiado el tablero".

"Reitero la voluntad de podernos encontrar con Ciudadanos, porque lo que aportamos nosotros, y entiendo que ellos también, es un proyecto centrado, donde caben todos los ciudadanos y donde podemos construir un gobierno municipal en sintonía con el Gobierno de Aragón y el de España", ha detallado Felipe. En Aragón, va a haber un gobierno presidido por un socialista y, por ello, ante esta situación nueva, insiste en reiterar la invitación que ha hizo a la formación naranja. "Tras el acuerdo entre el PSOE y el PAR, sigo estando pendiente de la respuesta de Ciudadanos porque entiendo que es el camino adecuado para la ciudad. Nuestro proyecto es centrado, moderado, que no genera ruido porque no estamos en la radicalidad", en alusión a un posible tripartito local.

Por ahora, las perspectivas del gobierno municipal pasaban por un pacto entre las tres fuerzas de derechas, PP, Ciudadanos y Vox. De hecho, populares y naranjas iniciaron este jueves las negociaciones a dos bandas con el fin último de que, tras alcanzar este acuerdo, la popular Ana Alós se procurara el apoyo de Vox en la investidura. Pero Vox ha venido insistiendo en que si no se negocia con ellos un programa de gobierno, la formación no aportará el voto de su concejal.

Los anuncios, este viernes, del pacto entre PSOE y PAR y de la invitación a Ciudadanos para negociar la futura Corporación oscense no parecen haber influido en la formación naranja, cuyo portavoz municipal afirmó que "nada ha cambiado" y el "socio preferente" es el PP.

 

PARTIDO POPULAR Y CIUDADANOS MANTIENEN SU APUESTA

 

Los grupos municipales de PP y Ciudadanos mantienen su intención de alcanzar un acuerdo de gobierno entre ambos, tras el cual la popular Ana Alós negociaría con Vox para obtener el concejal que daría a la derecha la mayoría absoluta en el Ayuntamiento oscense.

A su vez, Vox se reitera en que solo apoyará a los partidos que se sienten a negociar un acuerdo con ellos. "Sin foto (de la reunión), no hay voto", como resumen en Vox.

Fuentes del PP indicaron que ni el acuerdo alcanzado este viernes entre el PSOE y el PAR para el Gobierno de Aragón ni la postura de Vox en Huesca influye en sus perspectivas para el Consistorio oscense, es decir, un acuerdo inicial con Ciudadanos y luego concitar el apoyo de Vox.

Mientras tanto, el portavoz municipal de Ciudadanos, José Luis Cadena, precisó nuevamente este viernes por la mañana que ellos siguen negociando con el PP, "socio preferente" de los naranjas", y no con Vox.

Sin embargo, horas después de estas declaraciones, PSOE y PAR llegaban a un acuerdo para la DGA e invitaban a Cs a sumarse. Al mismo tiempo, el alcaldable oscense del PSOE, Luis Felipe, anunciaba que iba a emplazar a Cadena a negociar.

El portavoz de Cs ha afirmado tras estas noticias que su partido "seguirá explorando la vía del PP". "Hasta ahora no habido cambios", ha insistido Cadena, quien ha subrayado que "la primera opción" en el Ayuntamiento de Huesca es intentar llegar a un acuerdo con los populares.

"Ahora mismo no hay novedades y seguimos con la misma hoja de ruta planteada", ha declarado el portavoz municipal de Cs. Cadena ha agregado que el comité territorial de pactos de Ciudadanos no ha analizado el posible efecto en el Ayuntamiento del acuerdo PSOE-PAR para la DGA.