print
 
36 FERIA DEL LIBRO DE HUESCA

La versión íntrega de "Las cartas cayeron boca abajo" sale a la luz


Olga Pueyo presenta la obra íntegra de Gabriel García Badell, publicada por Prensas Universitarias



D. A.
08/06/2019

HUESCA.- La versión íntegra de Las cartas cayeron boca abajo, novela ambientada en el cerco de la capital oscense en la Guerra Civil, que Gabriel García Badell escribió durante el año que residió en Huesca, se ha presentado este viernes en el marco de la Feria del Libro. Olga Pueyo Dolader, estudiosa de este autor y responsable de esta edición, y el profesor de Literatura y vicerrector del Campus oscense, José Domingo Dueñas, fueron los encargados de comentar la segunda edición de este libro que Prensas de la Universidad de Zaragoza ha publico en su colección Larumbe, y en la que se recoge el texto completo de esa novela, sin las mutilaciones aplicadas por la censura franquista, coincidiendo con su publicación en 1972 en la editorial Destino.

Las cartas cayeron boca abajo, con la que Gabriel García Badell fue finalista del Premio Nadal por segunda vez, llegando a serlo en cuatro ocasiones, está ambientada en una pensión de Huesca, durante la Guerra Civil española. Sin embargo la representación histórica, aunque fue uno de los motivos por los que sufrió la censura, ha explicado Olga Pueyo, no es lo central en esta obra, en la que domina un tono existencialista y de indagación filosófica.

"La muerte y la violencia están presentes, pero todo acontece en un mundo estático, de cotidianeidad en los frentes, con personajes caricaturescos y escenas grotescas", ha insistido. "La duda sobre los ideales que mueven al enfrentamiento, la responsabilidad de quienes azuzan las hostilidades y el sufrimiento como único saldo por evaluar cuestionan la moralidad de la guerra y escoran el conflicto hacia lo trascendente". Y en este marco la novela adquiere, ha afirmado la editora, "un claro contenido antimilitarista".

Las referencias al conflicto bélico es uno de los aspectos que fue censurado, y ello a pesar de la autocensura que se aplicó el autor, ha apuntado Pueyo.

García Badell, ha recordado, volvió a tocar el tema de la Guerra Civil en Huesca en La Zarabanda" en 1978, en un contexto de mayor apertura, donde se aprecian con más claridad sus posiciones al respecto.