print
 
FÚTBOL - CLASIFICACIÓN PARA LA EUROCOPA 2020

España exhibe poderío el día de Sergio Ramos


El central se convirtió en el futbolista de la selección con más victorias (122) y abrió el camino del triunfo en Islas Feroe



EFE
08/06/2019

ISLAS FEROE 1

ESPAÑA 4

Islas Feroe: Gestsson; Rólantsson, Gregersen, Færø, Davidsen,; Vatnsdal (Baldvinsson, m.74), Hansson, Hendriksson, Vatnhamar; K. Olsen (Johannesen, m.68) y Frederiksberg (M.Olsen, m.86).

España: Kepa; Jesús Navas, Sergio Ramos (Diego Llorente, m.46), Mario Hermoso, Gayá; Rodrigo, Cazorla, Sergi Roberto; Isco (Fabián, m.74), Iago Aspas (Marco Asensio, m.56) y Morata

GOLES: 0-1 Minuto 5: Ramos. 0-2 Minuto 19: Jesús Navas. 1-2 Minuto 30: Olsen. 1-3 Minuto 33: Gestsson en propia puerta. 1-4 Minuto 71: Gayá.

ÁRBITRO: Enea Jorgji (ALB). Amonestó a Navas (m.46).

 

MADRID.- La selección española exhibió el poderío con el que camina hacia la Eurocopa 2020 en la incómoda visita a Islas Feroe, el día en el que Sergio Ramos se convirtió en el futbolista con más victorias en la historia de la Roja, con 122, y lo celebró con un tanto que abrió el camino de la goleada (1-4).

Hacía 23 años que España no se medía a Islas Feroe. En aquella primera visita se enfrentó a un equipo sin profesionales en sus filas. A Kiko Narváez le cubrió un carpintero, al goleador de aquellos duelos, Luis Enrique, un electricista.

En el presente se ha profesionalizado el deporte favorito en Islas Feroe. Sus futbolistas juegan en ligas menores de Noruega, Islandia o Dinamarca, pero siguen a años luz de España.

Ni el césped artificial ni una fecha incómoda en el calendario tras semanas de parón y a puertas de las deseadas vacaciones descentraron a los internacionales españoles. Su cabeza estuvo en el partido y demostraron su clara superioridad desde el pitido inicial. A los 5 minutos ya mandaban en el marcador.

El autor del tanto no podía ser otro que Sergio Ramos, en su vuelta tras dos meses de ausencia a los terrenos de juego y en una fecha especial. El día que se convirtió en el jugador con más triunfos en la historia de España, sacó partido de la pasividad defensiva de Islas Feroe en las acciones a balón parado para conectar un testarazo imparable, ajustado a un poste.

Era un regreso a la infancia de los jugadores españoles. Un estadio sin grada en un fondo ni un lateral, con campos anexos, en una superficie que hacía años que no pisaban. El dominio fue abrumador. Con el liderazgo al mando de un Santi Cazorla resucitado para el fútbol que dio una lección. Retrasando metros su posición respecto a su etapa anterior a la lesión que le amargó la vida dos años, entendiendo el fútbol como pocos y disfrutando del sueño.

Otro remate de cabeza de Ramos rozó el segundo, que llegó con una gran jugada colectiva. Toque con velocidad y verticalidad hasta que apareció Navas con espacios para culminar su elegante carrera con un disparo cruzado.

Siempre marcó Islas Feroe a España en sus dos enfrentamientos previos y no falló en el tercero. En una de sus pocas llegadas, a balón parado, el cabezazo al primer palo de Færø lo remató a la red Olsen de espaldas a la portería desviando ligeramente el balón. No hubo opciones para la esperanza en medio de la fiesta local.

Tres minutos después, Isco apareció. Su gesto técnico mereció el gol. El portero Gestsson, que había hecho la estatua, vio cómo el balón impactaba en él y se metía en su portería.

La segunda parte se presentaba con poca historia. La llamada del ausente Luis Enrique para el descanso a Ramos pensando en Suecia y el intento de Islas Feroe de dar el paso al frente con valentía.

El broche a la goleada española llegó con la imaginación de Marco Asensio, que firmó un pase entre líneas, y la llegada con calidad de Gayá desde el lateral. Si el pase fue bueno, la culminación, aún mejor.