print
 
EDUCACIÓN

Más del 84 % de los colegios de la provincia tiene cocina propia


Educación licita el servicio, incluido el de monitoras, por casi 3,5 millones de euros



J. ARNAL
09/06/2019

HUESCA.- El Departamento de Educación ha sacado a licitación el servicio de comedor escolar y la atención y cuidado del alumnado en los centros públicos de Infantil y Primaria, Secundaria y Educación Especial de la provincia. Un contrato, con la duración de un año, para el que se ha dispuesto un presupuesto de casi 3,5 millones de euros (3.448.871, 89 euros).

A diferencia de provincias como Zaragoza, la mayoría de los comedores escolares del Alto Aragón cuentan con cocina propia, siendo 84 por ciento los que cocinan en el propio centro frente al resto que utiliza el denominado catering caliente. Con este sistema, la comida se elabora, transporta y sirve diariamente en los centros, en unos casos, elaborada por una empresa en la cocina del IES Pirámide y, en otros, en la cocina central de la adjudicataria. En el caso de los catering de línea fría, los menús se distribuyen, como mínimo, semanalmente.

En la capital oscense, por ejemplo, este curso serán ya cinco los centros públicos con cocina propia, ya que este verano se van a realizar las obras de adaptación en el colegio El Parque, mientras que los restantes utilizan el otro sistema.

El contrato del servicio incluye no sólo la gestión del servicio sino la compra de materias primas y el diseño de los menús, teniendo en cuenta las dietas especiales para intolerantes o alérgicos, y adaptados a las pautas nutricionales que establece la guía de comedores escolares.

A excepción de los comedores que ya tengan plantilla propia, las empresas contarán con el personal necesario para la prestación normal del servicio, entre ellos el personal de cocina, dietistas y el personal de vigilancia, es decir, las monitoras de comedor. En este caso, la ratio será de 13 alumnos en Infantil, 22 en Primaria, 27 en Secundaria y 7 en Educación Especial. Sus labores incluyen el cuidado y apoyo del alumno y desarrollar las actividades del proyecto educativo del comedor que, en todo momento, deberán contemplar objetivos pedagógicos.