print
 
FESTIVAL IMAGINARIA

Diez mil personas han disfrutado en Binéfar del festival Imaginaria


12
Cuarenta espectáculos para todas las edades de una treintena de compañías han conformado el cartel de la séptima edición



D. A.
10/06/2019

HUESCA.- El Festival de Títeres e Imagen en Movimiento, Imaginaria, que ha convertido a Binéfar en un referente nacional del ámbito de los espectáculos para toda la familia, despidió anoche su séptima edición, marcada por la masiva afluencia de público y por la calidad de las obras presenciadas, algunas de ellas con prestigiosos galardones nacionales. Unas diez mil personas, de todas edades y procedencias, asistieron a los cerca de cuarenta espectáculos programados de una treintena de compañías que llegaron de varias comunidades españolas y de Argentina e Italia.

La gran afluencia de público fue la tónica general de este festival, incrementándose el fin de semana como viene siendo habitual en las últimas ediciones, por la presencia de visitantes de otras localidades altoaragonesas. Ello propició que algunos espectáculos tuvieran que doblarse, como ha ocurrido con la programación escolar, que reunió a más de un millar de alumnos de centros educativos de Primaria y Secundaria.

También la exposición El Juego y los títeres, una retrospectiva del títere en la historia realizada por Los Titiriteros de Binéfar, tuvo que ampliar sus visitas guiadas. La última, este domingo.

Asimismo, otros espectáculos han conseguido el lleno total, como la función de teatro de sombras Años luz, con un premio Feten, de la compañía asturiana Luz, micro y punto que el pasado miércoles llenó el auditorio de A.C.R. Binéfar o el de clown con burbujas de agua y jabón Omino (El hombre de la lluvia) del italiano Studio ta-daa!, que dejó pequeño el hall del Recinto Ferial.

La plaza España reunió a cientos de niños, padres y abuelos en las propuesta de teatro, circo y danza o en los juegos como los que este domingo por mañana desplegó la compañía aragonesa PAI, que ha cumplido cuatro décadas jugando con los más pequeños.

El cierre a esta edición empezó con el gran ambiente que puso por las calles del centro de Binéfar el grupo de música callejera Artistas del Gremio con una delirante fiesta con melodías de series infantiles o temas de los Payasos de la Tele, bandas sonoras como El Padrino, a ritmo ska, clásicos de The Beatles o el balcánico Emir Kusturica. Por la tarde, Circo La Raspa enseñó a los niños técnicas circenses, mientras que el teatro infantil corrió a cargo de Los Titiriteros de Binéfar, que llenaron la plaza de la Iglesia, con su célebre No nos moverán, mientras que en la plaza de España Yarleku mostró con sus títeres la mitología vasca en "Númenes".

El broche de oro lo puso la espectacular danza sobre zancos de las bailarinas valencianas Maduixa Teatre que rinde un homenaje a la mujer que ha bailado y quiere seguir haciéndolo libremente en las calles y plazas con la obra Mülier.