print
 
ALTO ARAGÓN - AMAÑOS DEPORTIVOS

El 'caso Oikos' se relaciona ahora con el tráfico de droga


El sumario señala que Aranda y Bravo habrían utilizado las apuestas para el lavado de grandes sumas de dinero



11/06/2019

HUESCA.- Nuevo giro en la investigació de la llamada 'Operación Oikos' que investiga el amaño de partidos de fútbol al relacionarse ahora con el tráfico de drogas, según ha desvelado este martes El Mundo, que ha tenido acceso al sumario policial.

Según este medio la trama supuestamente liderada por Carlos Aranda y Raúl Bravo tenía como cometido real el blanqueo de dinero procedente del tráfico de droga. Así, Aranda habría lavado grandes sumas de dinero procedente del narcotráfico realizando apuestas millonarias en partidos de los que dispondría, mediante los amaños, de información privilegiada.

El rotativo ya había revelado con anterioridad que el propio Aranda y Raúl Bravo tendrían amenazado al presidente del Huesca, Agustín Lasaosa, a consecuencia de una deuda de 100.000 euros.

La investigación inicial del presunto amaño del Huesca-Nàstic, denunciado por la Federación Española y LaLiga, es la que permite a los investigadores establecer el rol principal de Aranda en la trama. Al parecer, sitúa a la mayor parte de los apostantes en la ciudad de Málaga.

La investigación da cuenta de otras tentativas de amaños. Uno de ellos es el disputado entre el Lugo y el Huesca, en mayo de 2018. Para preparar este partido se habrían celebrado, al menos, dos reuniones, en las que habrían participado Alejandro López (hermano de Íñigo) y Juan Carlos Galindo.

La información que obra en poder del juez da cuenta, asimismo, de "una tentativa de amaño en un partido del CD Sariñena contra el Cariñena, donde finalmente no se dio el resultado pretendido. Ello generaría una deuda con la organización de Aranda y Bravo, por lo que Íñigo López habría exigido el dinero a los futbolistas implicados.