print
 
RIBAGORZA - ATAQUE OSO

Segundo ataque de oso en tres días en la comarca


La agresión, que tuvo lugar este vienes en Castanesa, se atribuye a Goiat y acabó con una oveja muerta del ganadero que se enfrentó a un plantígrado el año pasado



ELENA FORTUÑO
15/06/2019

GRAUS.- Un nuevo ataque de oso, el segundo en tres días en Ribagorza, se saldó este viernes con otra oveja muerta, en este caso, en la localidad de Castanesa. La oveja formaba parte del rebaño de José María Cortinat, el ganadero que el pasado año por estas fechas se enfrentó a un plantígrado defendiendo a su rebaño en una zona próxima.

Los vigilantes de la patrulla del oso del Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón constataron el ataque y lo atribuyeron al oso Goiat, gracias al sistema de geolocalización de la Generalitat de Cataluña que lo situaba en la zona. Los propios ganaderos habían sido alertados de la presencia de este oso "asesino" en la zona por parte de Asaja y eran conocedores de que Goiat había matado otra oveja la víspera en la comarca catalana del Pallars Jussá, antes de cruzar a Ribagorza por Arén.

El ataque se produjo durante la noche en las inmediaciones de la localidad de Castanesa, aunque Cortinat, al igual que el resto de sus compañeros, ya estaban alerta desde horas antes, tras el ataque de Goiat en Rivert, en el Pallars Jussá y su avistamiento posterior en Ribagorza. "Estaba al tanto del ataque en el Pallars y de que había cruzado el camping de Bonansa", comentó el ganadero.

José María Cortinat encontró los restos de la oveja gracias a otros depredadores cuando subió alrededor de las 6 de la madrugada de ayer. "El rebaño se había movido unos 200 metros, pero lo que me ha avisado han sido las "rabosas" (zorras), primero he visto una y luego otra que venía del mismo sitio. Entonces, he encontrado la oveja muerta", lamentó el ganadero que tiene en la zona un rebaño de más de 2.300 cabezas de ovino y que llegó hace menos de una semana de la trashumancia.

"En cuanto he visto la oveja me he ido a avisar y, en ese rato, ya llegaban los buitres, así que quedaba poca cosa. El oso se ha comido toda la carne y es verdad que, como dicen, no ha tocado ni el hígado ni el pulmón ni las tripas", detalló el ganadero.

Los vigilantes de la patrulla del oso se personaron poco después en la zona y certificaron el ataque, además de confirmar la autoría. "El sistema de geolocalización de la Generalitat de Cataluña ha situado a Goiat en Castanesa en las últimas horas por lo que podría ser el causante del ataque. Goiat fue reintroducido por el gobierno catalán en 2016 en el Parque natural del Alt Pirineu en Isil (Lérida)", explicaron desde el Departamento de Desarrollo Rural.

El rebaño de Cortinat no tenía vallado eléctrico ni estaba protegido por mastines en el momento del ataque. "El sitio en el que están no permite poner el pastor eléctrico y no tenemos perros porque nos llamaron la atención porque pasaban los de la BTT", aseguró. El ganadero tiene previsto mover el rebaño dentro de un par de días a una zona más al norte y, allí sí, instalar el pastor eléctrico.

 

EL GANADERO PLANTÓ CARA A UN OSO EL AÑO PASADO

 

Cortinat ahuyentó a un oso el pasado año, evitando que atacara a su rebaño, también en Castanesa. A su juicio, la presencia de los depredadores es incompatible con la ganadería y las compensaciones del Gobierno de Aragón, muy escasas.

"En el Valle de Arán, les pagan un pastor y aquí solo el animal que te matan pero no se hace nada más", dijo preocupado ante una situación que va a más. "El lobo aún es más peligroso que el oso, pero los ganaderos para los políticos somos un cero a la izquierda y no se hará nada hasta que maten a alguna persona". Cabe recordar el ataque de la osa Sarousse en Campo hace solo tres días y apuntar la preocupación de los ganaderos de que Goiat esté siguiendo el rastro de la osa, asentada en la zona del Turbón.

El Gobierno de Aragón lamentó que los riesgos de la presencia de osos en nuestra región dependan de un sistema de geolocalización sin información en tiempo real y fallos de cobertura. El Ejecutivo aragonés ha reforzado las labores de vigilancia de las patrullas del oso e incrementado las cámaras de fototrampeo, además de añadir a las ayudas por ejemplar muerto, compensaciones a los ganaderos por los costes adicionales.

Desde Asaja exigieron el viernes "la retirada" de Goiat y anunciaron movilización en contra de osos y lobos.